Revista de Prensa

Con la Doctrina Obama, el mundo es más peligroso

 

El analista norteamericano Jeff Jacoby repasa los grandes errores cometidos en Oriente Medio por el actual presidente de su país y arremete contra la estrategia aislacionista subyacente.

Obama es incapaz de ver que una doctrina que parte de la premisa de evitar la participación de América en los conflictos mundiales está condenada al fracaso. Una política construida en torno a la retirada de EEUU sólo agrava el desorden global. El presidente concede que debería haber tenido un plan mejor para el ‘día después’ en Libia, pero sigue sosteniendo que la catástrofe causada por su enfoque demuestra que estaba en lo cierto.

(…) la gestión de la política exterior de Obama enseña una lección muy diferente. Desde 2009, el crédito de América se ha visto severamente erosionado y el mundo se ha vuelto más peligroso e inestable. El precio de la retirada americana ha sido terrible y se ha visto agravado por un presidente demasiado rígido para cambiar de opinión.

La periodista israelí Caroline Glick da cuenta en esta pieza el entramado de organizaciones pantalla vinculadas directamente a la organización terrorista palestina que impulsan en EEUU el boicot a Israel a través del movimiento BDS (boicot, desinversiones y sanciones), y hace una serie de recomendaciones a las autoridades israelíes en esta lucha.

En el frente político, es vital que Israel combata el BDS como la más extendida forma de antisemitismo en Norteamérica. Al contrario que en Europa, donde el BDS es fundamentalmente una campaña de guerra económica, el objetivo en EEUU es político. Sus líderes no están interesados en dañar propiamente la economía israelí. Están interesados en cultivar el antisemitismo y el odio a Israel para allanar el camino a la lucha económica y la guerra real contra Israel.

Los ministros involucrados en la lucha contra el BDS necesitan contar con activistas anti-BDS con información acerca de los vínculos de SJP [siglas de la organización estudiantil Students for Justice in Palestine] con Hamás y la Autoridad Palestina. Las organizaciones judías americanas y los activistas tienen que demandar a los administradores universitarios cuando rechacen llevar a cabo resoluciones de desinversión que se opongan al BDS, ya que permiten al SJP actuar en sus campus e incluso financiar directamente al grupo de vanguardia de Hamás.

La periodista israelí de origen británico Rivka Levy demuestra con estadísticas que los suburbios de Londres o Nueva York son lugares mucho más peligrosos que la Ciudad Vieja de Jerusalén o Hebrón, escenarios de los ataques palestinos en la reciente Intifada de los Cuchillos, e invita al lector a visitar Israel sin miedo.

Cada uno debe extraer sus propias conclusiones, pero una cosa parece clara: no evite venir a Israel, o ir a la Ciudad Vieja, o visitar lugares como Hebrón, porque piense que son ‘peligrosos’. Las calles de Nueva York son mucho más violentas; los suburbios de Londres son más peligrosos; los ataques terroristas que ocurren en otros lugares son mucho más letales.

No hay garantías de que haya un solo lugar que esté completamente ‘a salvo’ hoy en día. Pero puede estar seguro de una cosa: Dios cuida de Israel, de los judíos que viven aquí y de los que nos visitan.