Imaginario

"Yo también resucitaré"

 

Asia Bibi.

La mujer cristiana condenada en Pakistán por blasfemia ha querido celebrar la Semana Santa en su cautiverio. Bibi continúa recluida en cárcel femenina de Multán, aferrada a la lectura de la Biblia. Aunque la vista para su juicio ha sido aplazada sine die, la joven no pierde la fe, como se desprende el emotivo mensaje que ha enviado a Vatican Insider:

Creo con todo el corazón, con todas mis fuerzas y mi mente que resurgiré. La salvación también llegará dentro de poco para mí. Me veo en la cruz de Cristo, en la certeza de que muchos hermanos y hermanas en todo el mundo me están cerca y están rezando por mí.