Revista de Prensa

Van a por él

 

Mahmud Ahmadineyad.
"Bengasi, en el este de Libia, fue uno de los bastiones de los rebeldes que derrocaron al dictador Muamar Gadafi. Desde 2011 ha sido escenario de varios ataques a intereses occidentales, incluido el que tuvo por objetivo el consulado norteamericano en septiembre de 2012, en el que perdieron la vida el embajador y otros tres ciudadanos norteamericanos"

El Consejo de Guardianes de la Revolución, presidido por el Líder Supremo de la República Islámica, Alí Jamenei, afrima que el presidente, Mahmud Ahmadineyad, vulneró la legislación electoral al acompañar a su candidato, Esfandiar Rahim Masaye, a las oficinas de registro de candidatos para las elecciones presidenciales del junio.

Por unanimidad, el Consejo de Guardianes ha considerado esa acción una violación de la ley, por lo que el actual presidente tendrá que responder ante el órgano judicial oportuno.

Esta noticia no hace sino confirmar la lucha abierta por el poder que se libra en Irán.

Un coche bomba ha explotado cerca de un hospital de la ciudad. La explosión ha destrozado los edificios colindantes.

Bengasi, en el este de Libia, fue uno de los bastiones de los rebeldes que derrocaron al dictador Muamar Gadafi. Desde 2011 ha sido escenario de varios ataques a intereses occidentales, incluido el que tuvo por objetivo el consulado norteamericano en septiembre de 2012, en el que perdieron la vida el embajador y otros tres ciudadanos norteamericanos.

Washington no descarta intervenir en la zona.

La oposición al rais ve en la islamización del país un motivo de peso para pedir las elecciones adelantadas, por lo que continuarán con la recogida de firmas entre la población.

El líder del partido islamista radical Ansar al Sharia («Los partidarios de la ley divina»), Saíf Alá al Husein, ha convocado la asamblea general de su formación sin contar con el visto bueno del Gobierno, que previamente le había advertido de la ilegalidad de tal proceder.

La asamblea está prevista parevista para el día 19 en Cairuán. Al Husein, que vive en la clandestinidad, ha urgido a sus seguidores a no retroceder «ni un milímetro».

El aparato, del Ejército nacional y de fabricación rusa, se estrelló ayer en un barrio residencial de Saná tras explotar en el aire, según testigos presenciales. En el accidente resultó muerto el piloto.

Es el segundo avión que se estrella en la zona este año. En el del pasado mes de febrero murieron 12 personas.