Contextos

Turquía bombardea a los kurdos

Por Michael J. Totten 

domino turquía kurdos
"Cada vez que en Oriente Medio surge una nueva entidad kurda independiente, la probabilidad de que Turquía pierda una enorme porción de territorio aumenta"

Finalmente, Turquía ha decidido emplear la fuerza militar tras observar el avance del Estado Islámico en Siria sobre la ciudad kurda de Kobani: lo que ha hecho es bombardear a los kurdos.

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) merece que se le culpe de ello en buena medida. Sus combatientes, al parecer, dispararon sobre posiciones turcas próximas a la frontera iraquí. Pero ninguno de quienes no han prestado la menor atención a lo que Turquía ha estado haciendo durante las últimas décadas tiene derecho a escandalizarse por la disposición de los turcos a bombardear a los kurdos y no al Estado Islámico.

Nunca hubo muchas posibilidades de que Turquía ayudara a derrotar al Estado Islámico en Siria o en Irak. El presidente, Recep Tayyip Erdogan, se opone, ante todo, al presidente sirio, Bashar al Asad, y al PKK. Nuestros intereses no van en la misma dirección. 

Erdogan tiene toda la razón en que Asad también debe irse, y el PKK es un incordio (en serio), pero a él, como a cualquier otro turco del país, le altera tanto el tema de la independencia kurda en cualquier lugar del planeta que preferiría quedarse sentado y dejar que muriera todo el mundo antes que hacer algo útil para resistir al Estado Islámico. Si le apetece hacer algo productivo será conforme a sus intereses, lo que significa bombardear a los kurdos.

Cuando mira al mapa ve fichas de dominó. La independencia kurda en Irak podría llevar a la independencia kurda en Siria, lo que a su vez podría llevar a su independencia en Irán, y ésta a su vez a la independencia en Turquía. Cada vez que en Oriente Medio surge una nueva entidad kurda independiente, la probabilidad de que Turquía pierda una enorme porción de territorio aumenta.

Su análisis es correcto.

Así que Erdogan bombardeará a los kurdos, pero no al Estado Islámico. Estaría en contra de la independencia kurda en Siria aunque el PKK no existiera.

No es que la animadversión turca hacia los kurdos sea un secreto, así que no sé por qué tanta gente en Washington no puede entender al tipo. Puede que sea porque deja ir a las niñas al colegio y no lapida a nadie hasta la muerte. 

World Affairs Journal