Imaginario

Trump, dispuesto a un encuentro cara a cara con Ruhaní

 

donald_trump-940x628

El presidente norteamericano ha afirmado que no tiene el menor inconveniente en reunirse con el de la República Islámica, cuyo régimen está comprometido con la destrucción de EEUU.

“Si ellos quieren reunirse, me reuniré. Cuando quieran”, dijo Trump el lunes. “Es bueno para el país, para ellos, para nosotros y para el mundo. Sin condiciones previas. Si quieren reunirse, me reuniré”.

Irán fue uno de los grandes aliados de EEUU hasta la revolución islámica de 1979, que lo convirtió en uno de sus peores enemigos.

Obama trató de inaugurar una nueva era suscribiendo con los ayatolás un muy polémico acuerdo sobre el programa nuclear iraní, al que se sumaron Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania pero del que se ha desligado Trump, que siempre lo ha denunciado como un tremendo error estratégico.