Revista de Prensa

Trump cambia el tono con Abás

 

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás.

El escritor Jack Engelhard cree que el presidente estadounidense ha descubierto, por fin, la verdadera cara del líder palestino.

Parece que el presidente Trump ha descubierto algo que todos sabíamos: que Mahmud Abás es un sinvergüenza.

Abás, que lidera la Autoridad Palestina desde 2005, sin un final a la vista, es asimismo un terrorista y un embustero que puede que haya quedado expuesto al menos ante un presidente americano. Por tanto, ¿actuará el presidente Trump en consecuencia y desistirá de presionar a Israel para que alcance acuerdos con un hombre que es un fraude total?

David Bedein, director del Center for Near East Policy Research, considera que el Reino –que sigue formalmente en guerra con Israel– ha de dar aún pasos importantes para ser considerado un aliado pacificador de la región.

La quinta nación que limita con Israel, en el Golfo de Eilat, es Arabia Saudí, la única nación árabe contigua que sigue en activo estado de guerra contra Israel desde 1948 y el único Estado-nación árabe fronterizo que nunca ha firmado un tratado de paz o al menos un acuerdo de armisticio con Israel.

En el contexto de su guerra con Israel, Arabia Saudí ha financiado constantemente a todos los grupos terroristas en guerra con Israel, que hasta hace poco estaban radicados en Damasco.

Arabia Saudí se ha ganado la distinción de ser la primera nación desde el Tercer Reich que es oficialmente ‘Judenrein’ (libre de judíos). Por ley, ningún judío puede vivir en Arabia Saudí.

(…)

Arabia Saudí sigue siendo el alma de la Liga Árabe. La cuestión no es si la Liga Árabe  reconocerá a Israel. El asunto es si la Liga Árabe suspenderá su guerra contra Israel.

Ayushi Pandey hace en este artículo un repaso a la historia de las relaciones entre ambos países y da cuenta del gran impulso que han experimentado con la llegada al poder en Nueva Delhi de Narendra Modi.

De manera imperceptible, las cosas comenzaron a mejorar cuando Narendra Modi, del Bharatiya Janata Party [Partido Popular Indio], llegó al poder en mayo de 2014. (…) El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, felicitó personalmente a Modi por su victoria (…) Finalmente, Modi y Netanyahu se encontraron en Nueva York, con motivo de la Asamblea General de la ONU. Fue la primera reunión en una década entre los primeros ministros de ambos países. (…)

India e Israel se enfrentaron a muchos desafíos internacionales, pero ambos países los solventaron de forma brillante. La historia de amor indo-israelí está indudablemente en ascenso y ya no se oculta bajo la alfombra. Algunos podrían considerarlos comprometidos, mientras otros ya los consideran casados.