Revista de Prensa

“Tratan a las mujeres como a ganado”

 

mujer-velo

En concreto, Narin Shiej Shamo, activista yazidí, tiene contabilizadas 4.601 mujeres de su grupo étnico desaparecidas en el Kurdistán desde que hiciera irrupción en la zona el Estado Islámico. Las que están en manos del EI sufren un trato inhumano. “Son tratadas como ganado”, refiere Nazand Begijani, que asesora al Gobierno regional en asuntos de género. “Son objeto de violencia física y sexual, y expuestas en mercados de Mosul y Raqa [en Siria], con etiquetas en las que se lee su precio”.

La localidad, de 80.000 habitantes y situada al suroeste de Bagdad, se llamaba Jurf al Sajar (que significa «banco rocoso») pero ahora se denomina Jurf al Nasr («banco de la victoria»), luego de que las fuerzas del califa Bagdadi fueran expulsadas de lugar.

La victoria ha tenido un coste inmenso y la ciudad no ha de estrenar nombre solamente, pues ha de sufrir un vasto proceso de reconstrucción.

Los terroristas se han vengado así de la lucha de los Albu Nimr contra sus avances en la provincia de Al Anbar, en el estratégico Triángulo Suní. Según refiere el New York Times, se habrían encontrado hasta 200 cuerpos de miembros de la referida tribu en varias fosas comunes.

La pena asciende a 3 años y 10.000 libras egipcias. Entre los condenados están Yara Salam y Sanaa Seif, prominentes activistas pro derechos humanos. La controvertida ley, que contiene cláusulas como la prohibición de concentraciones de más de diez personas, ha sido objeto de numerosas críticas dentro y fuera del país.