Revista de Prensa

"Tienen vía libre para construir la bomba"

 

Benjamín Netanyahu.
"Obama asegura que los riesgos del trato con Irán se compensan sobradamente con las ventajas de un acuerdo que, a su juicio, llevará seguridad por mucho tiempo a Oriente Medio"

El primer ministro israelí ha señalado en una televisión norteamericana que la alternativa al “mal acuerdo” alcanzado con Irán no es la guerra, sino un mejor trato. Según Netanyahu, este pacto no va a hacer retroceder el programa nuclear de Irán: “Ni una sola centrifugadora ha sido destruida, ni una sola instalación nuclear ha sido cerrada, empezando por las instalaciones subterráneas que se construyeron ilegalmente. Miles de centrifugadoras mantendrán el enriquecimiento de uranio, lo que significa que es muy mal negocio”.

Asimismo, ha advertido a los norteamericanos que el programa de misiles balísticos intercontinentales, no incluido en el acuerdo, tiene por objetivo EEUU, no Israel. “No les permitan tener ese armamento”, urgió.

El presidente estadounidense ha defendido en una entrevista para The New York Times el pacto con Teherán sobre el programa atómico iraní. Obama asegura que los riesgos se compensan sobradamente con las ventajas de un acuerdo que, a su juicio, llevará seguridad por mucho tiempo a Oriente Medio.

Obama ha añadido, no obstante, que se asegurará de que se mantenga la actual superioridad militar de Israel.

El presidente de la Autoridad Palestina ha expresado en una entrevista su apoyo a una solución de dos Estados: “Yo le digo al pueblo israelí: nuestra mano está tendida y estamos dispuestos a existir como dos estados. Espero que no corten esa mano tendida para la paz, porque la alternativa sería devastadora para todo el mundo”.

Asimismo, Abás ha advertido de que el extremismo islámico en el que está sumido gran parte de Oriente Medio en los últimos años pronto podría llegar a Israel, a menos que se encuentre una solución para la “cuestión de Palestina”.

El presidente de la Autoridad Palestina ha devuelto las cantidades entregadas por el Gobierno israelí a cuenta de la recaudación de impuestos que realiza en su nombre, que permanecían congeladas.

Abás ha rechazado varios cientos de millones de dólares en protesta porque las autoridades israelíes han deducido del total la deuda que la Autoridad Palestina mantiene con Israel por el suministro de agua y electricidad.

Se trataría del jeque Abú Salá Taha, que habría sido asesinado por el grupo terrorista islamista en el campo de refugiados de Yarmuk, en Damasco.

Desde el pasado miércoles se han desatado duros combates por el control de dicho campo entre terroristas del EI y grupos de palestinos alineados con Hamás.

Las milicias chiíes han arrestado a más de cien miembros de la rama local de los Hermanos Musulmanes, una organización que goza de gran poder en el país. Entre los detenidos se encuentran dos líderes del grupo, según han proclamado los huzis en una declaración pública.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas está estudiando la petición de Rusia de una pausa en los ataques aéreos saudíes sobre el Yemen. El presidente del consejo, Dina Kawar, dijo que los miembros necesitan tiempo para “reflexionar sobre esta propuesta”. Cruz Roja también ha hecho un llamamiento a un alto el fuego de 24 horas, para poder llevar suministros médicos indispensables.

En las últimas dos semanas, los combates en Yemen han dejado más de 500 muertos y unos 1.700 heridos, según ha señalado la responsable de la Asistencia Humanitaria de la ONU, Valerie Amos.