Revista de Prensa

¿Tiene futuro Siria?

 

apagon-siria

Así titula David Owen su columna para el diario español El País, en la que se plantea las dificultades que acarrea el proceso de paz iniciado esta semana en Ginebra y en la que pide que, en caso de producirse, la reconfiguración del mapa regional sea responsabilidad de los propios países de la zona.

En el caso de Siria parece haber tres grandes obstáculos. Existen tres patrias que es preciso reconocer, asegurar y, en definitiva, hacer inviolables.

Sin embargo, la guerra civil (…) ha llegado a un punto en el que la única alternativa al alto el fuego es una inacabable lucha a muerte, una posibilidad con la que los fanáticos están encantados, pero los civiles, horrorizados. Con el dinero saudí que reciben todos los grupos suníes, incluidos los relacionados con Al Qaeda, y con la intervención militar de Irán, el fin está muy lejos.

Lo malo de las líneas de alto el fuego es que son tremendamente difíciles de trazar. Los principios absolutos son pocos o inexistentes. En teoría, las partes negocian diversas soluciones, con o sin intermediarios, pero, para poner en marcha el proceso, debe haber alguna persona u organización que proponga una solución sobre la que las partes puedan discutir.

El vicepresidente iraní, Mohamed Alí Nafayi, ha visitado España para asistir a la Feria Internacional del Turismo (Fitur), circunstancia que ha sido aprovechada por el diario español El Mundo para hacerle una entrevista en la que responde a cuestiones tanto de política doméstica como internacional, con el acuerdo sobre el programa nuclear y la Conferencia de Paz para Siria como ejes principales.

Esperamos el levantamiento total de las sanciones y contamos con que se lleguen a desbloquear todos los fondos en el exterior y se establezca una normalización en las relaciones con los países occidentales. Todas las partes se van a beneficiar. En el plano interior, el levantamiento de las sanciones ayudará a avanzar más rápido en las reformas sociales y económicas, por ejemplo, en la creación de empleo para los jóvenes. Esto hará que el Gobierno cuente aún con más apoyo interno y a nivel internacional. La elección de Rohani generó muchísima esperanza dentro de Irán y hoy existe un ambiente más abierto en las universidades y en la esfera cultural y artística. También, una mayor apertura en cuanto a las actividades de los partidos políticos.

En este artículo para Front Page Magazine, Ryan Mauro distingue las posibilidades de negocio que ofrecen Irán e Israel a los inversores extranjeros en el escaparate del Foro de Davos. La República Islámica tiene como baza la expansión energética que tendrá lugar en caso de que las sanciones internacionales se supriman con un acuerdo final sobre su programa nuclear. Mientras tanto, el Estado judío presume de su apuesta por las nuevas tecnologías y por una economía extraordinariamente dinámica, que sigue creciendo anualmente a buen ritmo a pesar de la recesión mundial.

Hay un seísmo de cambios estratégicos que ya están teniendo lugar en el Oriente Medio, en gran parte debido a que el acuerdo nuclear con Irán y las oportunidades de negocio que representa para Europa, Turquía y Rusia. Los europeos, sin duda, se sienten tentados por la perspectiva de las exportaciones de gas natural de Irán a través de Turquía, y Rusia espera importar más petróleo iraní, aumentando las exportaciones del régimen la friolera de un 50%.

(…)

Netanyahu describió su país como una “nación innovadora”, como una base para las empresas tecnológicas . El primer ministro hebreo presumió de que pocos países occidentales han resistido la tormenta económica mejor que Israel. La economía del país creció un 3,3% el año pasado y un 3,4% el año anterior. La inversión extranjera directa superó el total de 2012, cuando faltaba un trimestre para cerrar el ejercicio de 2013. También argumentó que el éxito económico de Israel debe ser un modelo para la región y que los inversores en su país en realidad contribuyen a el bienestar de los árabes, incluidos los palestinos.

(…)

Los hombres de negocios en Davos que invierten en Israel están invirtiendo en la paz. Aquellos que invierten en Irán están tratando de sacar ganancias del terrorismo , la tiranía y las armas nucleares.

En esta pieza de opinión publicada por Al Arabiya la autora se refiere a los estragos que los talibanes siguen provocando en Afganistán, no sólo entre las fuerzas extranjeras, que, por lo demás, abandonarán el país este mismo año. La inoperancia del Gobierno de Hamid Karzai, más preocupado por el poder que por erradicar el peligro talibán y devolver la seguridad a los afganos, es una de las principales preocupaciones de los habitantes de un país condenado a seguir siendo un fuerte factor de inestabilidad para todo el mundo.

El presidente Karzai y sus hermanos tienen suficiente riqueza y lugares en el extranjero para vivir con seguridad, pero ¿qué pasa con los demás? ¿No es un buen momento para solucionar el problema antes de las próximas elecciones presidenciales? Por el bien de la seguridad humanitaria y global, el mundo no debe dejar a Karzai solo para hacer lo que le plazca en las elecciones y dejar que los talibanes regresen a Afganistán.

Alrededor de 12 años después de la caída del régimen talibán, en muchos lugares, como Jost, las niñas no pueden ir a la escuela debido a que el Gobierno central no tiene poder allí. (…) Karzai ha fracasado en su lucha contra el terrorismo y la corrupción, [y] los afganos tienen la vista puesta en las próximas elecciones para ver si el próximo presidente puede arreglar esos problemas. Esperemos que el mundo no se olvide de Afganistán.