Imaginario

Teherán, tomada por la 'policía secreta de la moral'

 

Campaña contra los crímenes de honor y demás actos de violencia contra la mujer en el islam.

Las fuerzas represivas de la República Islámica de Irán han desplegado en la capital del país nada menos que 7.000 agentes encubiertos que tienen por objetivo velar por que se cumplan las estrictas normas morales dictadas por los ayatolás.

“La prioridad es hacer frente al mal uso del hiyab y a la remoción del velo en el interior de los coches, a la conducción imprudente, a los desfiles callejeros, al acoso contra las mujeres y a la polución”, ha afirmado el jefe de la Policía de Teherán, general Hosein Sayedinia.

Para evitar el asedio de esta policía moral encubierta, los iraníes disponen de una app, Gershad, que les permite saber dónde están los agentes gracias a la información que aportan los propios usuarios.