El Blog

SodaStream planta cara al Gobierno de Israel en defensa de sus trabajadores palestinos

 

La compañía de refrescos ha decidido plantar cara al Gabinete Netanyahu en defensa de los 74 palestinos que tiene en nómina, y que perderán sus puestos de trabajo si Jerusalén no les renueva el permiso laboral, que les vence a finales de este mismo mes.

“No estamos dispuestos a permitir que la burocracia israelí determine el futuro de 74 personas”, ha declarado el dircom de la empresa, Maayán Nave. “Estamos dsipuestos a defender a nuestros trabajadores y luchar”. De hecho, se están planteando suspender la producción de su factoría, radicada en el Néguev y en la que trabajan judíos, beduinos y palestinos, si la situación no se resuelve positivamente.

SodaStream cobró gran relevancia internacional hace un par de años, cuando fue objeto de una vasta campaña de acoso por parte del BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones), movimiento antiisraelí que pretende convertir al Estado judío en un paria internacional. Finalmente, hubo de cerrar su planta de Maale Adumim, en los territorios en disputa, donde empleaba a más de 500 palestinos, y trasladarse al interior de las fronteras israelíes internacionalmente reconocidas, concretamente al Néguev.