Revista de Prensa

Sisi quiere unir los ejércitos de los países árabes

 

General-Sisi
"Kerry enfría las expectativas sobre un inminente acuerdo nuclear con Irán, después de saberse que técnicos iraníes y estadounidenses se habían incorporado a las conversaciones que actualmente se celebran en Ginebra"

El presidente egipcio ha asegurado en una entrevista televisiva que la necesidad de contar con una única fuerza árabe es cada vez más acuciante para hacer frente a las amenazas a las que se enfrenta la región. Sisi citó como ejemplo la oferta de Jordania y Emiratos de enviar tropas para colaborar con los esfuerzos del Ejército egipcio contra el Estado Islámico en la vecina Libia.

La participación del director de la Organización de Energía Atómica de Irán y el secretario de Estado de Energía de EEUU en las reuniones sobre el programa atómico iraní ha levantado expectativas de que un acuerdo de Teherán con los seis poderes mundiales (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania) podría estar próximo.

Sin embargo, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha enfriado los ánimos al asegurar que todavía hay serias discrepancias entre las partes y que la participación de los responsables técnicos de Irán y EEUU responde simplemente a la complejidad de los asuntos que se están tratando.

La gran ofensiva contra el Estado Islámico, que tiene actualmente el control de la localidad, es un paso esencial hacia la toma de Mosul. Varios convoyes de combatientes chiitas comenzaron a llegar a la ciudad de Samarra, 64 kilómetros al sur de Tikrit. Además, Qasem Suleimani, el comandante de la Fuerza Quds, la unidad de élite de la Guardia Revolucionaria iraní, también estaría en la ciudad para supervisar la operación

Los peshmergas han lanzado dos ataques simultáneos en la provincia de Hasaka, próxima a la frontera iraquí, agravando las pérdidas recientes del grupo terrorista. En un ataque apoyado por la aviación estadounidense, las milicias kurdas han entrado 5 kilómetros en Tel Hamis, una localidad estratégica controlada por el Estado Islámico.

El partido del presidente Erdogan, mayoritario en el Legislativo, ha rechazado una moción para iniciar una investigación sobre el grupo terrorista islamista y sus relaciones con el Estado turco. El opositor Partido Democrático del Pueblo, promotor de la proposición, ha dicho que el rechazo  a esta investigación demuestra que el Gobierno no quiere adoptar una posición clara respecto al EI.

Al Hadi hizo un llamamiento a las potencias mundiales para que rechacen el “golpe de Estado” del que habría sido objeto. El presidente estuvo varias semanas bajo arresto domiciliario en Saná después de que los huzis lo obligaran a renunciar y tomaran el palacio presidencial. Su fuga se produjo un día después de que los partidos rivales acordaran la formación de un consejo de transición.

Al Hadi se encuentra actualmente en la ciudad sureña de Adén, desde donde aseguró que sigue siendo el presidente del país.

El Estado Islámico se ha responsabilizado de las dos bombas que ayer hicieron explosión en la capital libia frente a la residencia oficial del representante diplomático de Irán. El ataque sólo causó daños materiales. Así mismo, el grupo terrorista se ha atribuido el lanzamiento de un misil contra el aeropuerto de la ciudad oriental de Labraq.