Revista de Prensa

Siria: tres millones de refugiados

 

Bandera de Siria con una mano teñida de rojo estampada.

La ONU calcula que prácticamente la mitad de la población siria se ha visto desplazada de sus hogares como consecuencia de la guerra que devasta el país desde hace ya tres años. Así, a los tres millones de personas que han escapado al extranjero (la mayoría se encuentra en campos de refugiados del Líbano, Jordania y Turquía) hay que añadir los 6,5 millones que se encuentran desplazados de sus lugares de origen.

Antes del estallido del conflicto la población siria rondaba los 22 millones.

Según señala un informe de la ONU, los ahorcamientos, latigazos, decapitaciones y amputaciones son prácticas habituales en las zonas controladas por el Estado Islámico, que pretende «destruir y remodelar la humanidad a su imagen, causando estragos en la población civil, las minorías y las libertades fundamentales de las mujeres y los niños», según denuncia el referido informe.

El clérigo instó el jueves a ignorar las llamadas a librar la guerra santa procedentes de individuos con “principios desviados». Tanto él como la Casa de Saúd están preocupados por el desarrollo de los acontecimientos en Siria e Irak, donde el Estado Islámico se ha hecho con vastas porciones del territorio, y temen que la inestabilidad termine por alcanzar al reino.

El objetivo último de la medida es modernizar la legislación comercial para atraer inversiones extranjeras. El príncipe Jalifa ben Salman al Jalifa presidió la primera comisión para la reforma, en la que también se habló de aumentar la protección a los derechos humanos y elaborar medidas concretas en favor de la mujer.