Imaginario

Simón Peres (1923-2016), Z'L

 

Simón Peres, en la ceremonia de entrega del Nobel de la Paz 1994.

El expresidente de Israel ha muerto esta madrugada, en torno a las 03:00 hora local, en el Centro Médico Shebá de Ramat Gan, en el que permanecía ingresado desde que, el pasado día 13, sufriera un derrame cerebral.

“Como todos los ciudadanos de Israel, todo el pueblo judío y tanta gente en todo el mundo, inclino mi cabeza en memoria de nuestro querido Simón Peres”, ha manifestado el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. “Cambió el curso de la Historia”, ha transmitido el presidente de EEUU, Barack Obama, que ha ensalzado sus cualidades para el liderazgo.

Peres, Premio Nobel de la Paz junto con Isaac Rabín y Yaser Arafat por su papel en la consecución de los Acuerdos de Oslo, será enterrado el viernes en Jerusalén, en una ceremonia a la que acudirán numerosos mandatarios extranjeros.

(Z’L: cuando uno de los suyos muere, los judíos añaden a su nombre este par de letras, que hacen aquí las veces de acrónimo de la expresión Zijronó Liberajá, “de bendito recuerdo”).