Revista de Prensa

Rusia afirma que el acuerdo nuclear con Irán es inminente

 

Vladímir Putin, presidente de Rusia.
"El Pentágono confirma la muerte en un ataque aéreo del 'emir' del Estado Islámico encargado de dirigir las oleadas de atentados suicidas en Irak"

El jefe de la delegación rusa en las negociaciones nucleares de los seis poderes mundiales (los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania) con Teherán, Serguéi Riabkov, afirma que el proceso concluirá “en los próximos días”.

Según Ryabkov, el texto final del acuerdo está acabado a conveniencia de las partes “al 91 por ciento”.

Se trata del tunecino Tariq al Harzi, conocido como “el emir de los terroristas suicidas“. Según acaba de informar el Pentágono, Harzi cayó el mes pasado a consecuencia de un ataque aéreo de la coalición internacional liderada por EEUU.

Harzi ejercía un papel relevante en el grupo terrorista como encargado de supervisar las tareas de recluta de yihadistas y adquisición de armamento; asimismo, organizaba las oleadas de atentados con coches bomba en Irak.

El ministro de Defensa, Michael Fallon, ha pedido a los parlamentarios un acuerdo que allane el camino para los ataques aéreos contra objetivos del EI en Siria.

Aunque el Gobierno británico no necesita el apoyo de la Cámara de los Comunes, asegura que no intervendrá si no es con su beneplácito. El Partido Laborista ya ha adelantado que votará a favor de una intervención militar, al contrario de lo que hizo en 2013, cuando se opuso a participar en el conflicto sirio.

Es lo que opina Masrur Barzani, responsable del Consejo de Seguridad de la Región del Kurdistán. Según Barzani, los recelos entre las facciones kurdas de Irak y Siria entorpecen la batalla conjunta para erradicar la amenaza del Estado Islámico.

El rechazo turco a utilizar la base aérea de Incirlik para participar en los ataques al grupo terrorista es otro obstáculo que desaparecería, según Barzani, con un Kurdistán independiente.

Las Fuerzas de Defensa de Israel han aumentado sus efectivos en la zona tras la oleada de atentados del Estado Islámico en la península. Por otra parte, el exjefe del Consejo de Seguridad Nacional israelí, Giora Eiland, coincide con las autoridades egipcias en la preocupación por que la filial del Estado Islámico en el Sinaí pretenda entrar en la Franja de Gaza.

Las detenciones se han producido en la Margen Occidental, en la mayor redada de estas características de los últimos años. Un portavoz de Hamás ha responsabilizado de esta operación a Mahmud Abás, al que acusa de trabajar para Israel, y asegurado que el objetivo de estas detenciones es parar los ataques contra los israelíes que lleva a cabo su organización.

Según el ministro Kamel Jendubi, las investigaciones realizadas hasta el momento han permitido a las fuerzas de seguridad “descubrir la red que está detrás de la operación en Susa”.

La Policía ha difundido las fotos de otros dos sospechosos, Ben Abdalá y Rafje Talari –amigos del asesino– y pedido colaboración para su localización.

Las autoridades tunecinas consideran que tanto los terroristas que asaltaron el Museo del Bardo y los del ataque de Susa fueron entrenados en Libia.