Imaginario

Riad, dispuesta a abrir embajada en… Tel Aviv

 

Banderas de Arabia Saudí e Israel.

“Si [Netanyahu] anuncia que acepta la iniciativa y concede todos los derechos a los palestinos, Arabia Saudí empezará a hacer una embajada en Tel Aviv“. Quien así se manifiesta es Anwar Eshki, un general saudí “bien relacionado”, según The Jerusalem Post, en una entrevista reciente con la cadena catarí Al Yazira.

La iniciativa a la que hace alusión Eshki es el plan presentado por el mundo árabe en 2002, basado en la coexistencia de dos Estados, uno israelí y otro palestino, y la retirada israelí a las líneas previas a la Guerra de los Seis Días (1967).

La alusión a la apertura de la embajada es significativa también por su potencial emplazamiento, Tel Aviv, no Jerusalén. Lo que podría implicar que incluso en el caso de que se llegara a un acuerdo de paz la cuestión jerosolimitana seguiría abierta: la comunidad internacional, en buena medida a instancias del mundo árabe, se niega a reconocer a la Ciudad Santa como capital del Estado judío.