Imaginario

Ramadán sangriento

 

grito-munch

Según el conteo que lleva a cabo la web antiislámica The Religion of Peace, el terrorismo islamista se ha cobrado en estos 28 días de Ramadán al menos 1.573 vidas en 220 ataques. La peor de las matanzas tuvo lugar ayer en Bagdad, cuando un terrorista suicida suní se hizo detonar en un centro comercial atestado de chiíes, provocando la muerte de 121 personas –otras 212 sufrieron heridas de diversa consideración (ACTUALIZACIÓN del número de víctimas: más de 200 muertos en el que ya es el peor atentado registrado en Irak desde 2003)–.

El recuento detallado de TROP para los últimos 30 días arroja una cifra sensiblemente superior, 2.037 muertos (y 2.041 heridos) porque incluye los cuerpos hallados el pasado 6 de junio en una fosa común de Faluya (Irak), utilizada por el Estado Islámico para enterrar a sus víctimas y que contenía al menos 400 cadáveres.

El Ramadán, el mes sagrado de los musulmanes, concluye este miércoles. (ACTUALIZACIÓN: ya en el propio miércoles 6, las cifras que arroja el contador del TROP son al menos 1.723 muertos y 229 ataques).