Imaginario

Qatar 2022 fue cosa de Europa

 

Logo de Qatar 2022.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha afirmado que la controvertida designación de Qatar como sede de los mundiales de fútbol de 2022 obedeció a las fuertes presiones ejercidas por varios Gobiernos europeos.

«Claramente, sí», respondió al periodista del periódico alemán Die Zeit que le preguntó si había habido presiones políticas. «Hubo influencia política directa. Jefes de Gobierno europeos aconsejaron a los miembros de la FIFA que votaran por Qatar por los amplios intereses financieros ligados a ese país».