Imaginario

Putin, en Teherán

 

Vladímir Putin y Hasán Ruhaní.

Primera visita del presidente de Rusia a la capital iraní desde 2007, visita que ha tenido por ejes el programa nuclear de la República Islámica y la guerra en Siria.

Como informa The Times of Israel, el presidente ruso ha firmado un decreto que permite a las compañías de su país implicarse en la modificación de las centrifugadoras de Fordow, uno de los centros neurálgicos del programa nuclear iraní, y en el diseño del reactor de agua pesada de Arak.

Por lo que respecta a Siria, Putin ha ensalzado la cooperación ruso-iraní y afirmado que están completamente alineados en dicho conflicto.