Revista de Prensa

Peres arremete contra Erdogan: "Quería convertir Turquía en Irán"

 

Simón Peres.
"La Administración Obama tiene planeado enviar 400 instructores militares para colaborar en el entrenamiento de las fuerzas iraquíes que tratarán de retomar Ramadi"

“Estoy contento con lo que ha pasado en Turquía (…) Erdogan quería convertir Turquía en Irán y no hay espacio para dos Iranes en Oriente Medio”. Así de contundente se ha manifestado el expresidente de Israel acerca del resultado de las elecciones legislativas turcas del domingo, que se saldaron con la pérdida de la mayoría absoluta del partido del presidente Erdogan, que ha visto frustrados sus deseos de modificar la Constitución para dotar de más poderes al jefe del Estado.

Por otro lado, Peres ha expresado su optimismo cauteloso sobre un posible acuerdo nuclear con Teherán, siempre y cuando se mantengan los compromisos adquiridos en el pacto y se vele por su cumplimiento.

Shabtai Shavit sostiene que los iraníes cuentan con una ventaja en las negociaciones, con lo que acabarán consiguiendo lo que quieran: “Su paciencia es mucho mayor que la de los negociadores occidentales, que se agotarán”, ha declarado.

Además, ha advertido de que, conforme se relaje la vigilancia sobre su industria nuclear, la República Islámica aprovechará la oportunidad para fabricar una bomba.

La organización internacional apuesta por un Ejecutivo de concentración con el que poner fin al conflicto armado que sacude el país. El plan ha sido presentado en Marruecos, y contempla la tregua y el desarme de los grupos armados.

El enviado especial de la ONU, Bernardino León, ha llamado a los libios a respaldar la propuesta.

La Administración Obama tiene planeado enviar 400 instructores militares para colaborar en el entrenamiento de las fuerzas iraquíes que tratarán de retomar Ramadi. Aunque la decisión final de la Casa Blanca todavía no ha sido anunciada, se trataría de tener una instalación permanente en la provincia de Anbar, donde se cooncentra la minoría suní el Estado Islámico tiene gran peso.

Grupos opositores a Bashar al Asad han tomado las instalaciones de la Brigada 52 en la provincia de Deraa después de 24 horas de duros combates. La llamada Alianza del Frente Sur ha llevado el peso de la operación militar, que pone en manos de los opositores a Damasco un enclave estratégico en la autopista que conecta la capital siria con la frontera sur de Jordania.

Riad ha tomado esta decisión en respuesta a la muerte por envenenamiento de cuatro niños saudíes, pertenecientes a un grupo de peregrinos chiíes alojados en un hotel de la ciudad iraní de Mashhad. Algunos medios iraníes atribuyen las muertes a las pobres condiciones higiénicas del establecimiento. Otros 28 miembros de la expedición saudí permanecen hospitalizados.