Imaginario

Palmira, mejor de lo que se temía

 

Templo de Baal Shamen en Palmira, destruido por el Estado Islámico en agosto de 2015.

Este fin de semana las tropas del dictador Bashar al Asad han expulsado del lugar a los terroristas del califa Bagdadi. Y, al parecer, las célebres ruinas milenarias se encuentran en bastante mejor estado de lo que se temía por las numerosas noticias difundidas en los últimos dos años sobre los desmanes iconoclastas del Estado Islámico.

«Nos esperábamos lo peor. Pero el conjunto, en general, está en buen estado«, ha declarado el director de Antigüedades del régimen baazista, Mamún Abdulkarim. «La alegría que siento es indescriptible».

Según fuentes del régimen de Damasco, en la batalla por Palmira han perdido la vida cientos de terroristas.