Imaginario

Orar en el Monte del Templo está "penado con la muerte"

 

El gran rabino sefardí, Isaac Yosef.

Así de contundente se ha mostrado el gran rabino sefardí, Isaac Yosef, que ha instado a los judíos a que cesen de tratar de orar en la parte superior del recinto, donde se erigen las mezquitas de Al Aqsa y Omar. “Sólo entonces se acabará este baño de sangre”, ha sentenciado, en referencia a los violentos incidentes que se vienen registrando.

Las palabras del gran rabino han suscitado el rechazo de varios miembros del Gobierno. Así, el viceministro de Asuntos Religiosos, Eli ben Dahán, ha acusado a Yosef de “culpar a las víctimas”, habida cuenta de quiénes están protagonizando los incidentes violentos (intentos de asesinato incluidos). “Los árabes están matando a judíos inocentes, y culpar a las víctimas es hacer el juego a nuestros enemigos”. En parecidos términos se ha expresado el titular de Economía, Naftalí Bennett.

En cuanto a la referencia a la pena capital, se debe a que en el lugar en el que hoy se erigen las mezquitas se levantaba el Templo, a cuyo sancta santorum estaba estrictamente prohibida la entrada (salvo al sumo sacerdote y al rey) y donde, por lo tanto, estaba prohibido orar.