Revista de Prensa

Obama y Ruhaní, unidos por Irak

 

Barack Obama y Hasán Ruhaní.
"Los acercamientos entre la Casa Blanca y Teherán para una hipotética colaboración en Irak podrían tener lugar durante las conversaciones de Viena sobre el programa nuclear iraní"

La crisis desatada por la ofensiva del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) ha llevado a la Casa Blanca a valorar la posibilidad de establecer conversaciones con Irán para acabar con la amenaza terrorista. Según algunas fuentes de la Administración Obama recogidas por la prensa norteamericana, este acercamiento sobre la cuestión iraquí podría producirse en el marco de las negociaciones sobre el programa nuclear iraní que se desarrollan en Viena.

Hasán Ruhaní ha asegurado que su país “está dispuesto a ayudar a un país amigo“, ante la ofensiva yihadista del norte y el este de Irak que amenaza ya a la capital.

El presidente de Irán niega haber enviado soldados a Irak y ha aludido a la posibilidad de “colaborar” con Washington si Obama se decide a ayudar a Bagdad, bien sea con una intervención o con ayuda indirecta. No obstante, la prensa anglosajona asegura que varios cientos de hombres de la Guardia Republicana iraní estarían ya en Bagdad al mando del jefe de sus unidades de élite, general Qasem Suleimani.

El departamento de Estado norteamericano ha comenzado a trasladar a parte del personal destinado en su legación diplomática en la capital iraquí ante el avance de las milicias yihadistas en el este y norte del país. A pesar de esta reubicación de efectivos y del aumento del personal encargado de la seguridad, la embajada norteamericana permanecerá abierta y sus 5.500 trabajadores seguirán en el país, aunque repartidos en otras localizaciones.

Las Fuerzas de Defensa israelíes realizaron ayer una redada en Hebrón que acabó con la detención de dos hombres vinculados a Hamás, uno de ellos el dirigente Hasán Yusef. Si bien no ha transcendido si existe relación directa entre estas detenciones y la desaparición de los jóvenes, el Gobierno ha señalado que Hamás está detrás de este secuestro, cuyas víctimas podrían estar retenidas en algún punto de las colinas de la Margen Occidental.

El traslado de los dirigentes de la organización terrorista palestina a la Franja de Gaza sería una medida de presión para solucionar el secuestro de tres adolescentes israelíes. El Gobierno israelí estudia también otras medidas de presión como la demolición de viviendas de dirigentes de la organización terrorista y la imposición de sanciones contra los miembros de Hamás encarcelados en prisiones israelíes.

El Ejército y la Policía israelíes han detenido a 125 palestinos en Cisjordania desde el sábado por la noche en las operaciones para intentar localizar a los jóvenes secuestrados.

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales han dejado 106 víctimas mortales debido a los ataques terroristas perpetrados por los talibanes, contrarios a la celebración de estos comicios, 60 de las cuales corresponden a las filas del grupo terrorista. A pesar de las amenazas y los atentados, 7 de los 12 millones de afganos con derecho a voto acudieron a las urnas, lo que ha sido calificado por las autoridades como un “éxito” para el país.