Revista de Prensa

Obama: "La lucha contra el Estado Islámico entra en una nueva fase"

 

Obama en el Despacho Oval
"Las sospechas sobre el estado de salud del líder del Estado Islámico se acrecientan tras conocerse que un ataque aéreo contra un convoy en el que viajaba la cúpula del grupo terrorista ha acabado con la vida de su lugarteniente."

Según ha declarado el presidente norteamericano en una entrevista en el canal televisivo CBS, la coalición internacional está ahora en condiciones de lanzar una ofensiva. Además, Obama ha autorizado el envío de otros 1.500 militares a Irak para combatir al EI, si bien ha añadido que no entrarán en combate directo.

Barack Obama quiso resaltar respecto a Siria que su intención ahora es la de acabar con el EI, no emprender acciones contra el Gobierno de Asad, sobre lo cual explicó: “Queremos ver un acuerdo político en el interior de Siria (…) esta es una propuesta a largo plazo. No podemos resolverlo militarmente, ni siquiera lo estamos intentando”.

Auf Abdulramán Elefery, conocido como Abu Suja y mano derecha del líder del Estado Islámico, ha resultado muerto en un bombardeo contra un convoy de militantes del grupo terrorista en Mosul.

Debido a que ambos líderes no se separaban, dada la estrategia de seguridad del EI, se cree que en ese ataque aéreo podría haber resultado herido el propio Bagdadi.

Cuando se cumplen 10 años de la muerte del que fuera líder de OLP y la Autoridad Palestina, los actos de conmemoración han sido suspendidos tras la ola de atentados contra las casas de los líderes de Al Fatah en la Franja y el propio escenario en el que iba a tener lugar el homenaje.

Hamás ha detenido a un presunto implicado en los ataques y negado su responsabilidad por los mismos, a pesar de las acusaciones formuladas por el presidente de la Autoridad Palestina y del movimiento Al Fatah.

El secretario de Estado norteamericano, el ministro de Exteriores iraní y la representante de la Unión Europea en las negociaciones sobre el programa nuclear de Teherán están reunidos desde el pasado domingo en Mascate, capital de Omán, en un encuentro fuera del calendario oficial de reuniones previstas para llegar a un acuerdo entre los seis poderes mundiales y la República Islámica persa.

A dos semanas de que expire el plazo fijado para alcanzar un acuerdo, los tres principales actores proseguirán a lo largo de todo el día de hoy negociando sobre el programa armamentístico nuclear iraní.

El director de la Agencia Atómica de Energía de Irán, Alí Akbar Shalehi, viajará mañana a Moscú al objeto de suscribir un convenio para la construcción de dos de estas instalaciones en el sur del país. Salehi ha confirmado la información sobre este acuerdo, que culminan meses de negociaciones entre Teherán y Moscú.

El ataque terrorista contra un cuartel de las Fuerzas de Seguridad se produjo ayer en la ciudad oriental de Shahat, localidad donde el primer ministro y el representante de la ONU, Bernardino León, estaban manteniendo una reunión en esos momentos. Ambos escucharon la explosión, a pesar de encontrarse en un edificio distinto del que soportó los mayores daños por el atentado, que no ha producido daños personales, según las fuentes oficiales.

Helicópteros y aviones del Gobierno sirio atacaron la ciudad norteña de Al Bab, en la provincia de Alepo, que actualmente está bajo control del Estado Islámico. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, reportó 10 ataques, en los cuales se utilizaron 7 barriles bomba lanzados desde helicópteros.

Se calcula que hay más de un centenar de heridos, si bien no es una cifra oficial, dado que otra fuente apunta a que son más de 30 los fallecidos y 85 los heridos.

Los ataques han sido perpetrados esta mañana, el más grave de los cuales ha sido llevado a cabo por un terrorista suicida contra un grupo de agentes en la provincia de Logar, al sur de Kabul, asesinando a siete de ellos. El segundo atentado ha sido realizado con una bomba detonada a distancia contra un coche de policía en Jalalabad, en el Este del país, matando a tres agentes más.