Revista de Prensa

Obama da marcha atrás

 

Barack Obama.
"Un ex rehén de las fuerzas rebeldes asegura tener pruebas de que el ataque químico de Damasco no fue obra del régimen sirio"

En la ronda intensiva de entrevistas con los principales medios de comunicación norteamericanos desarrollada ayer, Barak Obama tuvo que responder a la posibilidad de que Damasco entregue su armamento químico, una condición para detener el ataque militar que el día anterior había expuesto su secretario de Estado, John Kerry, si bien de manera retórica.

“Vamos a seguir esta vía diplomática”, explicó el presidente norteamericano a la cadena Fox News, en referencia a un principio de acuerdo con Rusia y Siria para evitar el ataque militar contra el régimen de Bashar al Asad a cambio de la entrega de su armamento no convencional. Obama, no obstante, aclaró que la operación militar no está descartada, sino solamente “suspendida”, a la espera de que la mediación de Rusia con el Gobierno sirio dé sus frutos, algo que, insistió, no estaría hoy ocurriendo “sin una amenaza militar creíble”.

Tras la propuesta de mediación de Rusia, al objeto de conseguir que Damasco entregue su arsenal químico y detener el ataque anunciado por Obama, el Senado norteamericano ha decidido posponer la sesión en la que se iba a someter a voto la autorización a la Casa Blanca para llevar a cabo la operación militar.

El líder de la mayoría demócrata en la Cámara, Harry Reid, decidió anular la reunión prevista para mañana miércoles, en la que se iba a votar sobre el acuerdo preliminar alcanzado por el comité de Exteriores autorizando el ataque a Siria. El Senado esperará al discurso que Obama dirigirá hoy a la nación para fijar una nueva fecha de la reunión del pleno de la cámara.

La encuesta, elaborada por Associated Press, revela el escaso apoyo de la población a los planes de Obama de atacar Siria. Sólo uno de cada cuatro estadounidenses es partidario de que el Congreso otorgue luz verde a la operación militar, mientras que una ligera mayoría (53%) considera que ese ataque obligará a EEUU a involucrarse en una guerra en la zona de larga duración.

Pierre Piccinnin, un profesor belga liberado este fin de semana después de haber estado secuestrado durante cinco meses por los rebeldes, asegura tener pruebas que demostrarían que el ataque químico en las afueras de Damasco el pasado 21 de agosto no fue obra del régimen de Bashar al Asad.

Piccinnin ha anunciado que revelará próximamente junto a su compañero de cautiverio, el periodista de La Stampa Domenico Quirico, todo lo que saben sobre este ataque con armas químicas en los suburbios de Damasco. Al parecer, ambos habrían escuchado una conversación durante su cautiverio que demostraría la ausencia de responsabilidad del régimen sirio en el lanzamiento de gas sarín que acabó con la vida de más de 1.400 personas.

El secretario de Estado norteamericano ha urgido a la Unión Europea a posponer la prohibición de tramitar ayuda financiera a las organizaciones israelíes que trabajan en los territorios en disputa. Kerry planteó esta exigencia en la reunión mantenida el pasado sábado con los ministros de Exteriores de los países miembros de la UE.

La UE impuso estas restricciones el pasado mes de julio, y justificó la decisión por la continua expansión de los asentamientos en los territorios ganados por Israel en la guerra de 1967. Según fuentes de la Secretaría de Estado norteamericana, la propuesta de Kerry recibió el apoyo de los ministros europeos, que se mostraron favorables a tomarla en consideración en el futuro inmediato.