Revista de Prensa

Obama compara a los refugiados sirios con los supervivientes del Holocausto

 

Barack Obama.
"Los ministros de Economía de los 15 países presentes en el Consejo de Seguridad de la ONU han adoptado una resolución destinada asfixiar económicamente al Estado Islámico"

Durante la ceremonia por el 224 aniversario de Declaración de Derechos, el presidente norteamericano criticó a aquellos que buscan poner freno a la inmigración y defendió su plan para reubicar a miles de refugiados sirios en EEUU.

“En el día de hoy, en los refugiados sirios deberíamos ver al refugiado judío de la Segunda Guerra Mundial. En estos nuevos estadounidenses vemos nuestra propia historia, la de los estadounidense”, declaró Obama.

Los ministros de Economía de los 15 países presentes en el Consejo de Seguridad de la ONU han adoptado una resolución destinada asfixiar económicamente al Estado Islámico.

La resolución está basada en una similar, aprobada en 1999, destinada a acabar con Al Qaeda.

Recientemente, un informe cifró en 80 millones de euros mensuales los ingresos de los yihadistas.

Según funcionarios norteamericanos, el grupo terrorista estaría tratando de localizar objetivos petrolíferos vulnerables en Libia y otros lugares más allá de su bastión sirio, donde controla cerca del 80 por ciento de las explotaciones de petróleo y gas.

EEUU, por su parte, está examinando detenidamente quién controla los yacimientos, oleoductos, rutas de transporte y otras infraestructuras en lugares vulnerables a un ataque de los terroristas.

Control de Armas, un cúmulo de asociaciones de derechos humanos que incluye a Amnistía Internacional y Oxfam, entre otras, ha denunciado la transferencia de armamento británico a Riad aduciendo que viola el tratado global que regula estas operaciones.

Según estos grupos, hay evidencias de que la coalición suní liderada por Arabia Saudí que lucha en el Yemen se ha visto involucrada en ataques contra la población civil.

Por su parte, el Gobierno del Reino Unido ha rechazado estas acusaciones, afirmando que la venta ha estado en perfecta consonancia con las obligaciones establecidas por los tratados internacionales.