Revista de Prensa

Nueva matanza del Estado Islámico contra los yazidíes

 

Exterminio yazidíes
"Una protesta de judíos etíopes israelíes contra la brutalidad policial en la detención de un soldado de esa minoría acaba convirtiendo el centro de Tel Aviv en un campo de batalla"

Según fuentes oficiales y de la comunidad yazidí, la matanza ha tenido lugar en el distrito de Tal Afar, cerca de la ciudad de Mosul. El vicepresidente iraquí, Osama al Nuyaifi, ha calificado el crimen de “horrible y bárbaro”, pero no ha referido detalles de cómo y cuándo se ha producido.

La difusión de un vídeo en el que unos oficiales de Policía reducen con violencia a un soldado de ascendencia etíope fue el origen de una manifestación que acabó convirtiéndose en una batalla campal, con más de 50 policías y 12 manifestantes heridos.

El secretario de Estado norteamericano ha asegurado en una entrevista en el Canal 10 israelí que el pacto con Teherán tiene por objetivo protegerse del régimen iraní. “Yo creo que hacia donde nos dirigimos, de hecho, es a proteger a Israel”, declaró.

Asimismo, insistió en que serán eficaces las inspecciones para evitar que Irán obtenga armas nucleares.

El primer ministro israelí asegura tener información que indica que existen planes para realizar atentados contra israelíes o judíos en Túnez. Netanyahu ha indicado que se trata de amenazas concretas, aunque el Gobierno tunecino rápidamente ha negado la mayor.

Las amenazas señalarían la fecha concreta del 7 de mayo, festividad judía de Lag Baomer, que se celebra especialmente en la isla de Djerba, donde pervive una de las últimas comunidades judías más destacadas del mundo árabe.

Según la ONG Human Rights Watch, la coalición internacional liderada por Arabia Saudí habría empleado munición prohibida en los ataques aéreos contra posiciones rebeldes.

La organización asegura tener pruebas fiables, procedentes de los pueblos del norte de la provincia de Saada.

Las bombas de racimo están prohibidas por gran parte del mundo, (aunque no por Estados Unidos, Arabia Saudí o Yemen) porque se consideran armas imprecisas que dañan masivamente a la población civil.

François Hollande ha aterrizado en Doha, donde mantendrá una reunión con el emir Tamim para cerrar el acuerdo de compra de 24 aviones franceses por importe de 6.300 millones de euros. Tras su visita a Qatar, Hollande se dirigirá a Arabia Saudí para asistir a la cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo que tendrá lugar mañana, la primera en la que participará un jefe de Estado occidental.