Contextos

Nosotros también somos víctimas

Por Haid Haid 

Bandera de Siria con una mano teñida de rojo estampada.
"Han surgido muchas dudas sobre las posibles intenciones que habría tras el hallazgo de un pasaporte sirio en la escena del crimen, sobre todo si se tiene en cuenta lo absolutamente innecesario de llevarse el pasaporte a una misión suicida""Los grupos antirrefugiados comparten el interés del Estado Islámico en presentar a los refugiados como amenazas para la seguridad para así presionar a sus Gobiernos para que que mantengan fuera a los refugiados, lo que podría hacer que quienes viven en zonas controladas por el grupo islamista se sintieran menos inclinados a la huida, e incluso podría atraer nuevas incorporaciones"

“Habitantes de la localidad siria de Duma, que padecen un sofocante asedio y llevan años sufriendo ataques criminales, tanto con armas químicas como convencionales, cometidos por el régimen de Asad, siguen manifestándose enérgicamente en solidaridad con París”, afirmaba un activista sirio en una sentada que tuvo lugar en la propia Duma, en la zona rural de Damasco. Los atentados coordinados cometidos por el ISIS en París el viernes mataron al menos a 129 personas; muchas otras siguen en cuidados intensivos.

Mientras prosiguen las investigaciones, las autoridades francesas han hecho pública cierta información sobre los terroristas. Cerca del cuerpo de uno de los atacantes del Estadio de Francia fue hallado un pasaporte sirio. Las autoridades griegas han informado de que dos personas que están siendo investigadas por la Policía francesa se habían registrado en Grecia como refugiados sirios. Pero no debe pasarse por alto que es muy fácil obtener un pasaporte sirio por unos cientos de dólares. De hecho, hace sólo dos meses un periodista holandés compró un pasaporte y un documento de identidad sirios falsos que llevaban la fotografía del primer ministro neerlandés Mark Rutte, para demostrar lo fácil que es falsificar documentos sirios.

Un pasaporte sirio

Han surgido muchas dudas sobre las posibles intenciones que habría tras el hallazgo de un pasaporte sirio en la escena del crimen, sobre todo si se tiene en cuenta lo absolutamente innecesario de llevarse el pasaporte a una misión suicida. Además, es poco probable que el pasaporte formara parte de la estrategia de huida del atacante, ya que el pasaporte de un refugiado sirio no sirve para viajar por Europa, no tendría visado de la UE y seguramente invitaría a un mayor escrutinio tras un atentado de estas dimensiones. Además, revelar la vía de entrada del terrorista en la Unión Europea impediría que otros atacantes pudieran valerse de ella, lo que dificultaría futuras misiones. Finalmente, ¿para qué emplear a un refugiado sirio que probablemente no hable idiomas extranjeros, y menos aún el francés, cuando el ISIS ya tiene miles de miembros europeos que pueden volver a Europa cuando quieran? Todos los atentados previos del grupo en el continente han sido cometidos por europeos, como el de la revista satírica Charlie Hebdoen enero.

Los refugiados como amenaza

Si el atacante no llevaba el pasaporte para usarlo, su otro propósito evidente es que lo encontraran. Hay muchas formas en las que el ISIS podría beneficiarse de que apareciera un pasaporte sirio en la escena del crimen. Provocar terror es una de las claves del funcionamiento del grupo, y presentar a los refugiados sirios que están llegando a Europa como células durmientes del Estado Islámico aumentaría su poder y lo ayudaría a reclutar más gente.

También provocaría reacciones negativas en contra de los musulmanes en general y de los refugiados en particular, lo que también iría en provecho del ISIS, al destruir la coexistencia entre comunidades y aumentar el extremismo. Si en realidad esto forma parte de la estrategia del grupo terrorista, un reciente repunte en el número de crímenes de odio demuestra que el plan podría estar funcionando. La Policía escocesa informó el pasado domingo de que había investigado un mayor número de crímenes provocados por el odio religioso desde los sucesos del viernes en París. En otros países se observan patrones similares.

La propaganda del ISIS presenta a cualquiera que huya de sus territorios de Irak y Siria como a un traidor por no quedarse a ayudarle a construir su proclamado califato. Además, el grupo se ha mostrado más estricto al castigar a los varones que pretendían huir, sobre todo a los que estaban en condiciones de luchar. La propaganda de los pasaportes también la han empleado políticos de derechas para promover medidas más estrictas en contra de los refugiados. Los grupos antirrefugiados comparten el interés del Estado Islámico en presentarlos como amenazas para la seguridad para así presionar a sus Gobiernos a fin de que los mantengan fuera de sus países, lo que podría hacer que quienes viven en zonas controladas por el grupo islamista se sintieran menos inclinados a la huida, incluso podría atraerle nuevas incorporaciones.

Importamos

Entre los refugiados sirios en Europa hay una sensación generalizada de miedo por lo que pueda sucederles en las próximas semanas. Es frecuente que se aconsejen mutuamente respecto a lo que deben y no deben hacer: no hables árabe, no salgas a menos que sea necesario, no vayas solo, etc. Muchos de mis amigos me han dicho que los europeos no entienden que estén en sus países porque están huyendo del mismo terrorismo que ellos temen. Aunque los sirios están arriesgando sus vidas para encontrar un refugio seguro, parece que el miedo los acosa incluso en países en los que las bombas de barril no existen.

La población de Duma, entre otros muchas sirias, mostró su solidaridad tras los atentados de Francia porque saben lo que es perder a los seres queridos y sentirse aterrorizado. Las autoridades francesas, en cambio, aumentaron los ataques aéreos sobre territorios controlados por el ISIS como represalia por los atentados de París, demostrando muy poca consideración por las vidas de los civiles que viven allí. Además, limitarse a cerrar las fronteras no hará de Europa un lugar más seguro: el Estado Islámico tiene miembros de sobra que pueden entrar legalmente en Europa.

Sólo si se ataca la raíz del conflicto podrá destruirse al ISIS, frenar el flujo de refugiados sirios y encontrar una solución para la guerra de Siria. Entretanto, crear vías legales por las que los refugiados puedan llegar a Europa contribuiría a evitar que algunos se aprovechen del caos actual y serviría para ayudar a quienes se encuentran en peligro.

© Versión original (en inglés): NOW
© Versión en español: Revista El Medio