Revista de Prensa

Netanyahu responsabiliza a Abás del atentado de Jerusalén

 

Mahmud Abás.

Un coche conducido por un miembro de Hamás embistió ayer a un grupo de peatones que se encontraban frente en una estación del tranvía de Jerusalén, hiriendo a siete peatones heridos y provocando la muerte a un bebé de 3 meses, la niña Jaza Zisel Braun. Tras el atentado, un portavoz de Hamás declaró: «Esta es una respuesta natural a los crímenes de la ocupación y la invasión de nuestras tierras por los judíos».

Por su parte, Benjamín Netanyahu ha pedido responsabilidades a los líderes palestinos. “Así es como actúan los socios de Gobierno [de Fatah en la] Autoridad Palestina”, ha afirmado. Asimismo, ha dicho que Mahmud Abás “hace sólo unos pocos días incitó a atacar a los judíos en Jerusalén”.

El conteo ha corrido por cuenta del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres. Según esta ONG, los bombardeos que ha realizado EEUU en el curso de la campaña internacional contra el Estado Islámico se han cobrado la vida de 553 personas, la mayoría de las cuales pertenecían al EI (464) y 32 eran civiles (6 de ellos, niños).

La cámara legislativa de la región autónoma del Kurdistán ha dado luz verde al traslado de unidades de peshmergas a la ciudad siria sitiada por los terroristas del Estado Islámico. Los combatientes kurdos contarán con armamento pesado para colaborar de manera efectiva en la batalla por el control de la ciudad.

Los combates entre milicianos huzis y miembros de la organización terrorista suní tuvieron lugar ayer en la ciudad de Rada in al Bayda, en la zona central del país. Al Qaeda aseguró en Twitter que sus hombres pelearon contra los rebeldes con armas ligeras y a continuación demolieron sus viviendas. Según fuentes tribales, los terroristas y sus aliados habrían sufrido también 18 bajas.