Revista de Prensa

Netanyahu denuncia las presiones de Obama a favor de Irán

 

Intervención de Benjamín Netanyahu ante el Congreso USA
"Irán rechaza el plan de Obama de paralizar durante 10 años su programa atómico a cambio de firmar un acuerdo definitivo""Irán rechaza el plan de Obama de paralizar durante 10 años su programa atómico a cambio de firmar un acuerdo definitivo"

El primer ministro israelí ha insistido en su discurso ante el Congreso estadounidense en la responsabilidad de la Casa Blanca en un futuro acuerdo con Teherán, que permitiría al régimen de los ayatolás contar con armamento atómico. “Ese acuerdo no evitará que Irán desarrolle armas nucleares”, explicó Netanyahu, “de hecho garantizará que posea esas armas, un montón de ellas”.

El ministro de Exteriores iraní, Javad Zarif, ha rechazado las pretensiones de Obama de que Teherán paralice sus desarrollos nucleares durante una década para permitir un acuerdo con los seis poderes mundiales (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad y Alemania). Zarif ha asegurado que “Irán no aceptará peticiones excesivas e ilógicas”, según la agencia iraní Fars.

El secretario de Estado estadounidense viaja a Riad al objeto de explicar a las autoridades saudíes que un pacto nuclear con Teherán irá en favor de sus intereses nacionales.  Kerry llegará mañana jueves a la capital saudí donde se reunirá con el Rey Salman y los ministros de Exteriores de los seis países miembros del Consejo de Cooperación del Golfo.

Todos ellos, excepto uno, fueron capturados en la ofensiva del Estado Islámico en varias aldeas del norte de Siria, según confirmó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Las autoridades creen que otros 10 prisioneros podrían ser también liberados en las próximas horas. Se desconoce por qué han sido liberados estos rehenes mientras que los demás permanecen cautivos. El Estado Islámico no ha hecho ningún comunicado al respecto.

Los líderes del grupo terrorista suní están considerando la posibilidad de cortar sus lazos con la organización creada por Bin Laden y formar una nueva entidad. Esta nueva organización estaría apoyada por los Estados del Golfo Pérsico que persiguen el derrocamiento del dictador sirio, Bashar al Asad.