Revista de Prensa

"Me escupen por ser cristiana"

 

cruz-de-sangre2

Impactante testimonio de una misionera colombiana en Egipto, que trabaja en tres escuelas con refugiados sudaneses. Sor Expedita lleva varios años en El Cairo, y en esta entrevista denuncia la persecución de los cristianos por parte del los Hermanos Musulmanes.

Muchas chicas cristianas son raptadas, violadas y obligadas a casarse. A través del matrimonio forzado consiguen quitar miembros [a la comunidad cristiana]. Las mujeres ya no pueden volver a su casa y los hijos por ley son musulmanes, al tener que seguir la religión del padre.

Majid Rafidazé analiza para Al Arabiya la oportunidad que se abre para el régimen de Teherán con la reunión internacional de la próxima semana. La necesidad de mejorar su imagen en el exterior, de relajar las tensiones geopolíticas en la zona y de consolidar sus relaciones diplomáticas con EEUU podría llevar a los dirigentes iraníes a modificar su estrategia de apoyo al régimen de Damasco.

El grupo Londres 11, integrado por los países que han estado apoyando a la oposición siria moderada, llevará a cabo una reunión en Europa la próxima semana a la que el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, tiene previsto asistir. En esta convención se discutirá, entre otros temas, el papel de la República Islámica de Irán en los esfuerzos de resolución de la guerra civil de Siria, así como la entrega de ayuda humanitaria a la población civil.

(…) los líderes iraníes se encuentran con una oportunidad única para mejorar la imagen política de Teherán. Para ello será necesario que Irán tome medidas serias e inmediatas para persuadir al presidente Bashar al Asad de, al menos, detener el bombardeo de los núcleos de resistencia rebelde y permitir la entrega de ayuda humanitaria a varias ciudades y pueblos sitiados, sobre todo en los alrededores de Alepo.

Rosa Meneses escribe en las páginas del diario español El Mundo una interesante crónica sobre la penosa situación de los profesionales del periodismo en Siria. 

Informar sobre la guerra de Siria es, hoy por hoy, el oficio más peligroso del mundo. La cobertura de un conflicto siempre ha entrañado un alto riesgo para los periodistas, pero la contienda siria se ha vuelto en estos momentos la más peligrosa y mortífera para los reporteros. Lo dice el último informe de la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF): Periodismo en Siria: ¿misión imposible? Y lo dicen los reporteros que han estado informando desde Siria hasta ahora.

En el caso de los periodistas sirios, la situación es mucho más desoladora. «La mayor parte están en las prisiones de Bashar Asad o intentando salir del país. Ellos son los que más sufren la presión de la guerra», comenta Soazig Doller, responsable de RSF para Oriente Medio y Norte de África y autora del citado informe sobre la situación en Siria.

El economista egipcio Mahmud Salem da cuenta en la edición egipcia del diario Daily News de las claves de la asombrosa economía egipcia, que sigue a buen ritmo de crecimiento a pesar de las revueltas y las profundas crisis de los últimos años. La inversión extranjera y la alta natalidad han permitido al país de los faraones sortear la recesión en la que están sumidos los países árabes que han vivido procesos revolucionarios.

Según los economistas, un país que experimenta una revolución entra en recesión económica al cabo de seis meses. Para cualquiera que haya seguido nuestras noticias, este no ha sido el caso de Egipto, y, curiosamente, todavía no lo es. Uno de los hechos económicos más extraños, que muy poca gente cita, de este país es que no ha sufrido una recesión técnica desde 1992. Las guerras, los auges económicos, los colapsos financieros, las revoluciones, los golpes de Estado y todo lo demás no han impedido que la economía egipcia siguiera creciendo durante 22 años, lo cual es más de lo que uno puede decir de la mayoría de los países europeos.

La economía de Egipto es curiosa porque es, como cualquier observador económico diría, un experimento. No [por] ningún modelo concreto, sino principalmente por su enorme población. Tenemos por lo menos 90 millones de habitantes, lo que significa que sólo para despertar, comer, defecar y dormir hay un gran ciclo económico que se lleva a cabo, sólo para sostener eso. Además, los egipcios están absorbidos por la cultura de consumo, y no observan patrones responsables en el gasto o el ahorro. Además siguen teniendo una tasa de natalidad de locura. Es una economía que va a seguir adelante basada únicamente en el impulso de la población, y por eso siempre tendrá a su disposición numerosos inversores.

David Ignatius escribe en el diario estadounidense The Washington Post una pieza en la que explica el origen del avispero iraquí, con las milicias de Al Qaeda enseñoreándose de amplias zonas del país y el Gobierno del chií Nuri al Maliki incapaz de garantizar la seguridad de los ciudadanos y la integridad territorial. La retirada apresurada de Irak de las tropas estadounidenses y la dubitativa política exterior de la Administración Obama han dejado Irak en manos de las fuerzas extremistas, que no han hecho sino cobrar fuerza a raíz del estallido de la guerra en Siria.

Como todo lo demás acerca de Irak, esta es una historia trágica y confusa. Sin embargo, dos puntos parecen claros: en primer lugar, el Gobierno de Obama, en su prisa por salir del país, permitió que el Gobierno sectario chií del primer ministro Nuri al Maliki deshiciera muchos de los logros alcanzados contra Al Qaeda. En segundo lugar, Irán ha llevado a cabo una brillante campaña encubierta de acción que ha convertido a Maliki y a Irak en clientes virtuales de Teherán. En el proceso han discriminado a los sunitas y los han empujado hacia el extremismo.

«Lo trágico es que la perspectiva de Irak en un eje iraní y la guerra civil no sólo era previsible, sino de hecho lo predicho por expertos iraquíes en el Gobierno de los EEUU», se lamenta un exfuncionario estadounidense. La debacle actual de Irak y sus graves repercusiones en los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos eran totalmente evitables.