Revista de Prensa

Máxima tensión en Israel

 

Intifada_stencil
"El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha transmitido sus condolencias a la familia del joven asesinado y prometido que se hará 'justicia' ante este 'odioso crimen'"

Uno de los seis extremistas judíos detenidos por el secuestro y asesinato de Mohamed Abu Khdeir, el joven vecino del barrio jerosolimitano de Shuafat, habría confesado su participación en el crimen, según informa el Times of Israel.

Se cree que el asesinato de Abu Khdeir fue planeado en venganza por el asesinato de Eyal Yifrach, Guilad Shaar y Naftalí Fraenkel, tres adolescentes judíos secuestrados en Hebrón el pasado día 12, mientras practicaban autoestop.

El primer ministro israelí, Bejanmín Netanyahu, ha transmitido sus condolencias a la familia del joven asesinado y prometido que se hará «justicia» ante este «odioso crimen». Por su parte, el padre del muchacho ha denunciado el clima de odio antiárabe que habría sucedido al asesinato de los tres adolescentes secuestrados en Hebrón y acusado a los judíos de ser «los nuevos nazis».

El operativo se produjo luego de que impactaran 25 proyectiles sobre territorio israelí en una sola jornada. Los nueve fallecidos pertenecían a la organización terrorista Hamás.

Luego del contraataque israelí, un cohete del tipo Grad ha impactado en las inmediaciones de Beersheba, la capital del Néguev, sin que haya causado heridos ni daños de consideración.

Según informa la prensa local, el ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, ha anunciado que su partido, Israel Beitenu, romperá su coalición con el Likud del premier Netanyahu, si bien no parece que vaya a haber crisis de Gobierno ni que Lieberman vaya a renunciar a su cartera.

Los hechos se produjeron este domingo en la provincia meridional de Abián, uno de los bastiones del yihadismo. Se sospecha que la emboscada que costó la vida a los militares corrió a cargo de elementos de la organización terrorista islamista Al Qaeda.

Las mujeres fueron secuestradas hace días en un hospital de la ciudad septentrional de Tikrit, actualmente controlada por terroristas islámicos.

Según fuentes del Gobierno indio, las mujeres, todas ellas procedentes de Kerala (sur), ya han sido repatriadas.