Imaginario

Marcha de inmigrantes sobre Jerusalén

 

Migrants_March_Snapseed

Al menos cien inmigrantes ilegales africanos han marchado esta mañana hacia Jerusalén, escoltados por la Policía, tras abandonar el centro de internamiento de Holot, en el sur de Israel, el domingo pasado. Los africanos (procedentes fundamentalmente de Sudán y Eritrea), alegan que son refugiados y planean manifestarse ante la oficina del primer ministro en protesta por su situación y por la nueva Ley de Inmigración, que permite que los inmigrantes ilegales permanezcan detenidos hasta un año sin juicio previo.

El centro de internamiento de Holot, abierto durante el día pero al que los inmigrantes deben regresar por la noche, abrió sus puertas el pasado jueves. Desde entonces, 282 internos han abandonado sus instalaciones, a las que definen como “una prisión abierta”.