Revista de Prensa

Los rebeldes sirios acusan a Asad de una masacre

 

syriaflag_blood
"Las autoridades militares egipcias, dado que el país se encuentra en estado de emergencia, han decretado que Mubarak pase a arresto domiciliario""El Shin Bet (Servicio General de Seguridad) ha creado un grupo especial para luchar contra los ataques de quince grupos radicales de origen salafista, que estarían vinculados a Al Qaeda, y que operan en la zona"

Según los Comités de Coordinación Local del bando rebelde, la mayoría de las víctimas de un ataque con gas nervioso son mujeres y niños. Dicho ataque, que aún no ha podido ser verificado, se habría producido en zonas localizadas al este de Damasco. Las autoridades sirias, por su parte, han negado categóricamente la utilización de armas químicas por parte del Ejército y acusan a los rebeldes de orquestar una campaña que pretende que la comisión de la ONU que visita la zona no lleve a cabo su misión.

Un tribunal penal egipcio ha decretado la libertad condicional para el ex presidente, después de que fueran desestimados los cargos por corrupción que pesaban sobre él. Las autoridades militares egipcias, dado que el país se encuentra en estado de emergencia, han decretado que Mubarak pase a arresto domiciliario.

Catherine Ashton, jefa de la diplomacia europea, ha anunciado que “quedan suspendidas las exportaciones de armamento militar” a Egipto. Según lo acordado en el Consejo Extraordinario de ministros de Exteriores, continuará el envío de ayudas, aunque vigiladas muy de cerca por la UE, con la intención de evitar un “impacto negativo en los grupos más vulnerables”.

Tan solo unas horas después del supuesto ataque químico perpetrado en los alrededores de la capital, el Ejército del régimen sirio ha atacado los vecindarios de Jobar y Zamalka, al este de Damasco. Las bombas habrían afectado a un campo de refugiados situado cerca de la zona.

La prensa internacional es acusada por las autoridades de difundir una imagen errónea de la situación y de dañar la imagen del país, motivo por el que muchos corresponsales extranjeros son retenidos y acosados. El Gobierno interino ha decidido no emitir nuevas acreditaciones ni renovar los permisos caducados, con lo que, según alertan fuentes diplomáticas, “con la ley en la mano, no se puede trabajar en las calles”.

El grupo, compuesto por cuatro miembros, pertenecería a la rama de la organización en el Magreb Islámico, liderada por el terrorista Abdelmalek Drudkel, quien asegura haber recibido la bendición del gran muftí de Al Qaeda para perpetrar un atentado suicida en el país. El Ministerio del Interior marroquí asegura que las fuerzas de seguridad del reino “han frustrado los intentos de Al Qaeda de desestabilizar el país “.

El Shin Bet (Servicio General de Seguridad) ha creado un grupo especial para luchar contra los ataques de quince grupos radicales de origen salafista, que estarían vinculados a Al Qaeda, y que operan en la zona. Cuatro de dichos grupos son especialmente activos en la zona fronteriza con Israel, desde donde atacan a miembros de las IDF y lanzan cohetes contra el país. El nuevo grupo estará dedicado exclusivamente a prevenir y frustrar ese tipo de ataques.

El presidente Hasán Ruhani ha designado para la cartera de Justicia a un político que ya formó parte del Gobierno del país. La elección de Mustafá Pour Mohammadi está envuelta en polémica,  ya que se le acusa de estar involucrado en las masacres de 1988 ocurridas en prisiones del país, en las que más de 4.000 presos políticos fueron ejecutados sumaria y extrajudicialmente.