Revista de Prensa

Los 'drones' también matan estadounidenses

 

Un drone.
"Mahmud Ahmadineyad anunció ayer que llevará ante el Líder Supremo, Alí Jamenei, el caso de la eliminación de su protegido, Esfandiar Rahim Mashei, de las elecciones presidenciales del próximo 14 de junio"

El Gobierno de Obama ha reconocido por primera vez la muerte, en los últimos años, de cuatro ciudadanos norteamericanos en ataques de drones (aviones sin tripulación).

Las muertes se produjeron en Yemen y Pakistán, según ha informado el fiscal general, Eric Holder, pero sólo la de uno de ellos, la de Anuar al Aulaki, fue intencionada, por su probada implicación en ataques contra intereses estadounidenses.

Las declaraciones de Holder se producen un día antes de que Obama avance las claves de la política de seguridad y defensa de su nueva Administración, en un discurso en el que podría hacer mención de los drones y del penal de Guantánamo.

Estados Unidos ha afirmado que reforzará a los insurgentes si Bashar al Asad no negocia. El dictador sirio se niega a abandonar el poder, condición que EEUU juzga imprescindible para emprender la transición.

Por otro lado, el secretario de Estado norteamericano, Jonh Kerry, ha condenado, en nombre de los 11 países integrantes del Grupo de Amigos de Siria, la implicación de Hezbolá en el conflicto.

Los incidentes están teniendo lugar en la ciudad de Trípoli, en el norte del país. Se han contabilizado también 126 heridos.

Los protagonistas de los incidentes son, por lo general, suníes partidarios de los rebeldes sirios y alauitas partidarios de su correligionario Bashar al Asad.

Según la Agencia de Seguridad Nuclear, se habrían instalado en Natanz cerca de 700 centrifugadoras, que aumentarían exponencialmente la capacidad nuclear iraní.

Teherán ha negado estas informaciones y afirmado que su industria nuclear tendrá por objeto la producción de energía eléctrica y la investigación médica.

El presidente de IránMahmud Ahmadineyad, anunció ayer que llevará ante el Líder Supremo, Alí Jamenei, el caso de la eliminación de su protegido, Esfandiar Rahim Mashei, de las elecciones presidenciales del próximo 14 de junio.

En opinión de Ahmadineyad, la resolución del Consejo de Guardianes fue una injusticia y un acto de opresión. Otro de los candidatos rechazados, el expresidente Rafsanyaní, ha decidido no recurrir su eliminación.