Contextos

Los árabes lo saben: Israel no es el mayor problema del mundo árabe

Por Evelyn Gordon 

Tel-Aviv-Yafo-Israel
"En todas las cuestiones que los jóvenes árabes ven como sus principales preocupaciones –el ISIS, el terrorismo y el desempleo–, la cooperación con Israel puede ser beneficiosa, y en algunos casos ya se está produciendo""Los jóvenes árabes han llegado a la misma conclusión que dejaron manifiestamente clara los líderes árabes en la sesión inaugural del Debate Estratégico de Abu Dhabi del año pasado: Israel ya no es uno de los mayores problemas del mundo árabe. Ahora, lo único que necesita Israel es que también Occidente lo asuma"

Uno de los desarrollos estratégicos más importantes de los últimos años para Israel es la notable mejora de sus relaciones con significativas partes del mundo árabe. Hace tres años ni el mayor de los optimistas hubiera concebido una carta como la que recibió Israel hace unos días de un miembro veterano del Ejército Libre Sirio, en la que le felicitaba por su 67º aniversario y manifestaba su esperanza de que el próximo año su Día de la Independencia se pueda celebrar en la embajada de Israel en Damasco.

Numerosos analistas advierten de que aunque los líderes árabes estén cooperando calladamente con Israel por razones de realpolitik, la hostilidad antiisraelí en la calle árabe no ha remitido. Pero, como un dulce regalo por el Día de la Independencia, una nueva encuesta muestra que también esto está cambiando.

La ASDA’A Burson-Marsteller Arab Youth Survey, llevada a cabo durante los últimos siete años, ha entrevistado –con el método cara a cara– a 3.500 jóvenes de entre 18 y 26 años en 16 países árabes. Una de las preguntas era: «¿Cuál crees que el mayor obstáculo que afronta Oriente Medio?».

Este año, desafiando una larga tradición de culpar a Israel de todos los problemas del mundo árabe, sólo el 23% de los encuestados citaron el conflicto israelo-palestino como el principal obstáculo. De hecho, ocupó el cuarto lugar tras el Estado Islámico (37%), el terrorismo (32%) y el desempleo (29%). Dado que los consultados podían elegir más de una de entre las 15 opciones (por eso el total suma 235% en vez de 100%), es aún más relevante que sólo el 23% diera esa respuesta.

La comparación con sondeos anteriores muestra que esa cifra viene reduciéndose lenta pero consistentemente en los últimos años. Así, en 2012 fue el 27%, una diferencia estadísticamente relevante dado el margen de error (1,65%). Pero el descenso de 2015 es especialmente remarcable debido a que la guerra de Gaza del pasado verano fue el conflicto más sangriento para los palestinos en las últimas décadas. Por eso podría esperarse que la preocupación árabe por esa cuestión aumentase. De hecho, ha caído.

La encuesta destaca otro hecho esperanzador: en todas las cuestiones que los jóvenes árabes ven como sus principales preocupaciones –el ISIS, el terrorismo y el desempleo–, la cooperación con Israel puede ser beneficiosa, y en algunos casos ya se está produciendo. Así, la cooperación israelo-egipcia en materia de antiterrorismo está en su mejor momento de los últimos años; no sólo colaboran contra Hamás, también contra la rama del ISIS en el Sinaí, Ansar Bait al Maqdis. También hay cooperación antiterrorista entre Israel y Jordania, y seguro que entre Israel y otros países árabes que oficialmente no mantienen relaciones con aquél.

Egipto e Israel han asimismo impulsado la cooperación económica, al punto de que han compartido stand en una destacada feria de comercio a principios de este año.

En resumidas cuentas: los asuntos que más preocupan actualmente a los jóvenes árabes son precisamente los que más pueden hacer por descongelar las relaciones árabe-israelíes.

Lo que las encuestas muestran, en definitiva, es que los jóvenes árabes han llegado a la misma conclusión que dejaron manifiestamente clara los líderes árabes en la sesión inaugural del Debate Estratégico de Abu Dhabi del año pasado: Israel ya no es uno de los mayores problemas del mundo árabe. Ahora, lo único que necesita Israel es que también Occidente lo asuma.

© Versión original (inglés): Commentary
© Versión en español: elmed.io