Imaginario

Lo que hay que ver

 

“Hola, soy Liat, una discapacitada visual, y hoy voy a mostrarles cómo este artefacto ha cambiado mi vida”, nos alienta esta simpática chica con su sonrisa radiante. Y es que, gracias a ese artefacto, un miniordenador conectado a sus gafas diseñado por la empresa israelí OrCam, puede ver.  Una maravilla.