Revista de Prensa

Las jóvenes afganas, forzadas a 'demostrar' su 'pureza'

 

mujer-velo
"Existe una verdadera 'sisimanía', que hace que haya no sólo camisetas y carteles propagandísticos con su nombre o su efigie, también todo tipo de complementos: pendientes, pulseras, collares..."

“Las jóvenes en Afganistán están obligadas a someterse a este tipo de exámenes si se ausentan de casa sin el permiso de su familia, o si en la noche de bodas no sangran tras la primera relación sexual”, relata la periodista Mónica Bernabé en el diario español El Mundo. “Incluso en los casos de chicas que huyen del hogar familiar por violencia doméstica y piden ayuda en una comisaría, lo primero que la policía hace con ellas es llevarlas a un centro sanitario para someterlas a esta prueba”.

El primer ministro islamista de Turquía sostiene que va contra el carácter “conservador, democrático” del país y ha pedido al gobernador de la provincia de Denizli, donde pudo constatar la convivencia de jóvenes de ambos sexos en algunos centros estudiantiles debido, según dijo, a la falta de instalaciones, que se muestre especialmente vigilante.

El galeno ha sido condenado a un año de prisión por trasladarse en 2011 a Siria y prestar ayuda a las fuerzas que luchan contra Bashar al Asad. También ha sido condenado por lo mismo un yihadista local; en su caso, a cinco años.

Jan el Jalili, presentadora de la televisión estatal, realiza bisutería inspirada en el hombre fuerte del país porque asegura que hay un filón en la población que lo venera. Se podría decir que existe una sisimanía, que hace que haya no sólo camisetas y carteles propagandísticos con su nombre o su efigie, también todo tipo de complementos: pendientes, pulseras, collares…

Timberman-Beverly producciones adaptará Los chicos del primer ministro para el público norteamericano, tras alcanzar un acuerdo con la nieta del premier asesinado, Noa Rothman, coguionista de la serie.

Los chicos del primer ministro fue emitida en la cadena de cable israelí HOT, donde tuvo gran audiencia. En ella se podía ver la vida cotidiana de un primer ministro israelí con su esposa y sus dos hijos.