Imaginario

¿La sal de la vida?

 

mar-muerto

Un grupo de científicos israelíes, norteamericanos y alemanes anda investigando las propiedades del hongo E. Rubrum, que vive en el Mar Muerto y que, por su tolerancia a los altos niveles de salinidad del agua, podría revolucionar la agricultura de países afectados por la desertización o sin abundantes reservas de agua dulce.

Según Eviatar Nevo, citado en LatamIsrael, uno de los encargados de la investigación y profesor de la Universidad de Haifa, el E. rubrum es capaz de vivir en el Mar Muerto porque sus células pueden evitar que la sal penetre en ellas mientras el organismo está activo. “Hemos conseguido crear este genoma en la levadura y en el Arabidopsis, una planta con un genoma muy sencillo. Todavía estamos muy lejos de decir que podemos aplicar este genoma a otras plantas, pero ahora que hemos descodificado el genoma, hemos dado un paso gigante hacia esto”.

“Bajo el desierto a veces se encuentran grandes depósitos de agua salina que podrían aprovecharse para dar de comer a poblaciones que no tienen acceso a grandes depósitos de agua potable, y como las plantas también podrían resistir más tiempo sin agua, sería ideal para este tipo de zonas”, afirmó Nevo.