Revista de Prensa

La ONU desvela hoy el informe de sus inspectores

 

Ban-Ki-Moon
"Casi la mitad de los rebeldes sirios son extremistas islámicos o directamente yihadistas, según un informe del ministerio de Defensa británico"

El secretario general de la ONU presentará esta mañana las conclusiones del informe de expertos sobre el uso de armas químicas en el ataque perpetrado el pasado 21 de agosto a las afueras de Damasco. Ban Ki Moon informará a puerta cerrada al Consejo de Seguridad de la organización y más tarde dará una rueda de prensa y hará llegar también el documento a la Asamblea General.

En el informe, liderado por el experto sueco Ake Sellström, se dirime si se usaron o no armas químicas en el ataque que acabó con la vida de más de 1.400 personas, pero en cambio no se señalará qué bando es el responsable por carecer de mandato para ello.

Es lo que asegura el ministerio de Defensa británico, en virtud de un estudio realizado por la consultora de defensa IHS Jane, según informa hoy el diario londinense The Telegraph.

Según este informe, el ejército rebelde está integrado por 100.000 combatientes, divididos en unas 1.000 bandas. En total se estima que hay alrededor de 10.000 yihadistas y unos 35.000 extremistas islámicos, lo que supone prácticamente la mitad de las fuerzas del bando opositor a Bashar al Asad.

A pesar de las advertencias del gobierno a las fuerzas islamistas para que acaben con sus protestas callejeras, los Hermanos Musulmanes están dispuestos a proseguir su lucha «hasta restaurar la democracia» según su portavoz Gehad el Haddad.

Cuando se cumple un mes del desalojo de las acampadas islamistas, Haddad asegura vivir una campaña de espionaje y acoso, motivo por el que «la organización está descentralizada». Además insiste en que van a «mantener su compromiso con actos no violentos» puesto que «no nos atemorizan los arrestos ni los asesinatos ni la represión».

El ministro para los Derechos Humanos se ha comprometido a presionar para fijar por ley la edad mínima de matrimonio en 18 años.

La decisión se produce después de conocerse la muerte de Rawan, una niña yemení de ocho años, fallecida la semana pasada por hemorragias internas tras su noche de bodas con un hombre de más de cuarenta de edad.

Además de las víctimas mortales se calcula que hay más de un centenar de heridos, como resultado de los atentados ocurridos este fin de semana en Bagdad y otras 10 ciudades del país. El atentado más sangriento tuvo lugar en Hila, en la provincia de Babel, con 19 fallecidos fruto del estallido de cuatro coches bomba en un mercado local. En total, la pasada semana murieron más de 150 personas por atentados en Irak.

La acumulación de gas habría producido la deflagración, seguida de un derrumbe, en el túnel de acceso a la mina Abkhorak (en la provincia de Samangan, a 300 km al noroeste de Kabul). Este tipo de accidentes son comunes en Afganistán donde hay pocas medidas de seguridad y el carbón se extrae de manera rudimentaria.