Imaginario

La Knéset 'blinda' Jerusalén

 

Jerusalén

El Parlamento israelí ha aprobado este martes una ley que impide la renuncia a parte alguna de la capital sin el voto favorable de al menos dos terceras partes de los diputados.

Según la promotora del texto, Shuli Moalem-Refaeli, del partido Hogar Judío, se trata de impedir que la integridad de la Ciudad Santa se objeto de concesiones en cualquier acuerdo de paz que se pretenda alcanzar con los palestinos. “Jerusalén nunca estará en la mesa de negociaciones”.

La propuesta de Moalem-Refaeli salió adelante con 64 votos a favor, 54 en contra y una abstención.