Revista de Prensa

La importancia de que Israel controle Jerusalén

 

Jerusalén. El Monte del Templo, desde el Monte de los Olivos.

Dore Gold, exembajador de Israel ante las Naciones Unidas, hizo el pasado día 8 un poderoso alegato en favor del traslado de la embajada de EEUU en Israel desde Tel Aviv hasta Jerusalén durante su comparecencia ante un comité de la Cámara de Representantes.

La cuestión de la embajada forma parte de un asunto mucho más importante: la necesidad de que Occidente reconozca Jerusalén como capital de Israel. Ese reconocimiento es vital por varias razones.

En el plano político, la negativa a tal reconocimiento alimenta la peligrosa fantasía, muy popular en Oriente Medio, de que Israel es [una entidad] provisional e ilegítima. En los planos religioso y cultural, (…) alimenta la peligrosa fantasía de que los judíos no tienen conexión alguna con Jerusalén e Israel; de que su presencia es una imposición porque ésa no es su patria.

(…)

Sólo un Israel libre y democrático protegerá los santos lugares de todas las grandes fes presentes en Jerusalén. (…) a medida que EEUU refuerce la posición de Israel en Jerusalén, reforzará los valores fundamentales americanos y occidentales del pluralismo, la paz y el respetuo mutuo (…)

Denniss Ross, que ejerció como enviado especial para Oriente Medio del presidente norteamericano Bill Clinton, advierte al presidente Trump de la tremenda pérdida de credibilidad que está experimentando EEUU en la región, y que no hace sino reforzarse con hechos como el desentendimiento del acoso al que están siendo sometidos los kurdos iraquíes.

(…) dos de mis viejos conocidos de Oriente Medio me saludaron con un: “Vaya, una vez más, la palabra americana no vale. ¿Como pudisteis abandonar a los kurdos?”.

(…)

Mantenerse al margen mientras los kurdos son obligados a retirarse envía un mensaje más poderoso que las declaraciones de la Administración sobre Irán. Luego de dos días de escuchar a mesorientales lamentarse de la brecha que separa los dichos y los hechos de la Administración Trump, siento que ha llegado la hora de que ésta dé marcha atrás en sus proclamas o empiece a unir lo que dice con lo que hace.

El analista israelí Reuven Berko cree que la organización terrorista islamista palestina va a acabar pagando muy cara la indiferencia que muestra por el destino de los palestinos y de sus propios militantes.

(…) Hamás ha rechazado una oferta de intercambiar los israelíes desaparecidos [en Gaza] y los cuerpos de los soldados de las IDF por los cadáveres de los terroristas [muertos en un reciente bombardeo israelí contra un túnel clandestino]. El desinterés de las organizaciones terroristas por su propia gente y sus propios muertos ha quedado siempre en evidencia por el hecho de que nunca han reclamado los cuerpos de los terroristas enterrados en el Valle del Jordán. Esos terroristas muertos, sin embargo, pertenecían a organizaciones que se proclaman ‘islámicas’ y, por tanto, obligadas a enterrar a sus mártires tal y como estipula la sharia.

(…)

Los líderes de Hamás se verán forzados a explicar por qué (…) un solo soldado israelí, vivo o muerto, vale tanto como (…) 1.000 de los suyos. Tendrá que informar a las familias de los terroristas de que [estos] no saldrán de prisión y explicar a quienes excavan los túneles que probablemente mueran en una explosión y no serán sepultados de acuerdo a las leyes del islam.