Revista de Prensa

La fortuna oculta del ayatolá

 

Alí Jamenei.
"Los partidarios de convertir Libia en un Estado federal, agrupados en torno al llamado Comité Político Cirenaico, se han adueñado de la zona este del país, donde se han incautado de varias plantas petroleras"

Lo revela una investigación de la agencia Reuters, según la cual el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei controla un imperio cuyo valor supera el de las exportaciones anuales de petróleo del país.

Jamenei es el titular de una organización poco conocida llamada Setad, con la cual habría arrebatado sus propiedades a miles de iraníes a través de reclamaciones judiciales, a menudo falsas, en las que se acusa a las víctimas del expolio de abandonar sus bienes y negocios. Setad posee inversiones en prácticamente todos los sectores de la economía iraní: finanzas, petróleo, telecomunicaciones, el de las píldoras para el control de la natalidad e incluso en explotaciones de ostras.

Es lo que asegura Nabil Fhamy, ministro de Exteriores del Gobierno provisional egipcio de visita en Madrid, quien ha reiterado que ha habido una revuelta popular para dar paso a la democracia. Según Fhamy, la nueva Constitución egipcia podría estar lista la semana que viene, para ser sometida a referéndum en diciembre. «Después tendrán elecciones legislativas en dos meses, y presidenciales en otros dos meses».

Safdar Rahmat Abadi fue tiroteado el pasado domingo mientras se encontraba en la plaza de Sabalán de la capital iraní, dentro de su coche oficial. Según las autoridades, este atentado no está relacionado con la carrera nuclear, por lo que se trataría simplemente de un ajuste de cuentas.

Diversos ataques en el norte de Bagdad han dejado cinco víctimas mortales. Otros dos cadáveres han sido encontrados con evidentes signos de tortura. Se cree que estas muertes responden a la violencia sectaria imperante en el país, precisamente en vísperas de las más importanbtes fiestas religiosas chiíes. El aumento de estos ataques ha obligado al primer ministro, Nuri al Maliki, a pedir ayuda a Estados Unidos, mientras Turquía ya se ha comprometido a prestar también su colaboración.

Esa es la principal consecuencia del acuerdo suscrito ayer por el enviado de la ONU, Yukiya Amano, y el presidente de la Organización de Energía Atómica de Irán, Alí Akbar Salehi.

Irán someterá a inspección internacional el reactor de agua pesada de Arak y la mina de uranio de Gachin, además de trazar una «hoja de ruta» para que la ONU supervise de cerca su programa de enriquecimiento nuclear.

El reino hachemita busca ocupar lvacante dejada por Arabia Saudí en el Consejo de Seguridad de la ONU. Ahora el Consejo tiene que votar la candidatura que tradicionalmente está reservada a un país árabe, y para la que Jordania es, por el momento, el único candidato.

El Gobierno británico ha dado un paso adelante para recuperar las relaciones diplomáticas con el régimen iraní a través del nombramiento de un encargado de negocios, si bien realizará de momento sus funciones desde Londres, con visitas frecuentes a Teherán.

Es el primer gesto de acercamiento del Reino Unido desde que cerró su embajada en Teherán en noviembre de 2011, a consecuencia del asalto de un grupo de islamistas.

Los partidarios de convertir Libia en un Estado federal, agrupados en torno al llamado Comité Político Cirenaico, se han adueñado de la zona este del país, donde se han incautado de varias plantas petroleras. El sedicente jefe del Gobierno del Este, Abd Rabbo al Barasi, ha anunciado «la construcción de un extractor de gas que tendrá su sede provisional en la ciudad de Tobruk», así como la creación de un Banco Central.