Revista de Prensa

La Casa Blanca vuelve a arremeter contra Netanyahu

 

Barack Obama y Benjamín Netanyahu.
"El Estado Islámico secuestra al menos a 150 cristianos asirios en la provincia siria de Hasaka, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos"

En esta ocasión ha sido la asesora del presidente en materia de Seguridad Nacional, Susan E. Rice, la que ha lanzado duras críticas a la presencia del primer ministro israelí en la capital norteamericana para dirigirse a los congresistas y precaverles de los peligros de un acuerdo con Irán sobre el programa nuclear de la República Islámica.

Rice ha asegurado en una entrevista televisiva que la visita de Netanyahu dos semanas de las elecciones israelíes excita el partidismo «lo que no sólo es desafortunado, sino destructivo para el tejido de las relaciones» bilaterales.

El primer ministro israelí no se reunirá finalmente con los legisladores del bando demócrata en su viaje a Washington previsto para la próxima semana «para no agravar la percepción errónea de partidismo» que rodea a este viaje.

Respecto a su participación en una sesión especial del Congreso estadounidense, Netanyahu ha vuelto a subrayar que su «única intención» al aceptar la invitación ha sido «expresar la grave preocupación de Israel acerca de un potencial acuerdo nuclear con Irán, que amenazaría la supervivencia» de Israel.

Ashton Carter, nuevo secretario de Estado de Defensa estadounidense, ha asegurado tener «todos los ingredientes de la estrategia para ganar al Estado Islámico». Carter cree que la coalición internacional, liderada por EEUU, conseguirá una “derrota definitiva” del EI en Siria e Irak.

Estas declaraciones las ha realizado en Kuwait, adonde ha acudido para reunirse con los militares y coordinar la estrategia. «Tenemos mucha experiencia en esto», dijo refiriéndose a su plan de acción, porque «es una de las lecciones clave que aprendimos en Afganistán e Irak«.

Todas las víctimas habrían sido secuestradas en poblaciones en el noreste del país. Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, la mayoría procede de  la provincia de Hasaka, donde se está llevando a cabo una ofensiva de las fuerzas kurdas contra el EI. De hecho, algunos de estos cristianos asirios lograron escapar del Estado Islámico. Entre los capturados hay hombres, mujeres y niños.

Las disputas entre los comandantes del grupo terrorista en la zona de Qalamun han finalizado con el asesinato del emir Abu Aisha al Banyasi, según informa el diario libanés As Safir.  Banyasi había sustituido a Abu al Huda al Talli como máximo dirigente del EI en Qalamun, pero su nombramiento no habría pacificado las relaciones entre los líderes del grupo terrorista, que finalmente han acabado con su vida.

Tamim bin Hamad al Zani ha manifestado al presidente estadounidense su compromiso en la batalla contra el Estado Islámico, en la entrevista que ambos mandatarios han mantenido en el Despacho Oval. Por su parte, el presidente Obama destacó la colaboración de Qatar con la oposición moderada siria y su participación en la coalición internacional contra el grupo yihadista.