Revista de Prensa

La aviación israelí ataca objetivos de Hamás en Gaza

 

Dos F 15 de las Fuerzas Aéreas de Israel
"El portavoz de la Autoridad Palestina ha advertido que no retomarán las conversaciones de paz con Israel a menos que se reconozcan las fronteras de 1967 y se acepte Jerusalén Este como capital del futuro Estado palestino"

Los bombardeos han tenido lugar después de que terroristas de la Franja lanzaran un proyectil contra la ciudad portuaria israelí de Ashdod, que no ha causado víctimas. Según las Fuerzas de Defensa de Israel, los ataques aéreos han ido dirigidos contra cuatro instalaciones integradas en la infraestructura de Hamás, el grupo terrorista que controla Gaza y no han provocado daños personales.

La Autoridad Palestina mantiene como condición previa para retomar las conversaciones de paz que las fronteras sean las existentes en 1967. Su portavoz, Nabil Abu Rudeiné, también ha exigido como base para las conversaciones que Jerusalén Este sea considerada la futura capital palestina.

Rudeiné insiste en que la construcción israelí en Cisjordania debe detenerse por completo para que las negociaciones de paz puedan reanudarse.

Un portavoz de la milicia popular que comprende decenas de unidades chiíes ha manifestado que su intención es cortar el acceso del Estado Islámico en Ramadi, la capital de la provincia, en manos del Estado Islámico.

Fuentes gubernamentales aseguran que se ha recuperado algo de terreno al este de Ramadi.

El viceprimer ministro, Salé al Mutlaq, ha señalado que se quedó atónito al conocer que las fuerzas iraquíes, que habían sido entrenadas por Estados Unidos, dejaron caer la ciudad de Ramadi en manos del Estado Islámico a las primeras de cambio. “No está claro para nosotros por qué una unidad de este tipo, que se suponía estaba entrenada por los estadounidenses durante años y era considerada una de las mejores unidades del Ejército, se retiró de Ramadi de tal manera”, ha afirmado. “Este no es el Ejército que estamos dispuestos a ver”, sentenció Al Mutlaq, que criticó también duramente al primer ministro, Haider al Abadi.

Abdulá al Zini, jefe del Gobierno reconocido por la comunidad internacional, ha sido objeto de un ataque terrorista perpetrado por un grupo de hombres armados que dispararon contra él cuando abandonaba el Parlamento, trasladado a la ciudad de Tobruk.

En el atentado, un guardaespaldas del primer ministro ha resultado herido.

Esa es la conclusión a la que ha llegado el representante de Francia en las negociaciones con la República Islámica para detener su programa nuclear. Según Gerard Aroud, quedan por definir numerosos detalles técnicos, por lo que la anulación de las sanciones a Teherán no se producirá hasta finales de año, en el mejor de los casos.