Contextos

Kerry está fuera de la realidad

Por Daniel Pipes 

Secretary Of State John Kerry Speaks On The Middle East Peace Process
"La conducta del secretario de Estado estadounidense es obsesiva. Hay quien dice que, más que desear impulsar la paz, quiere aprovechar el conflicto para sus propios fines políticos. Según esa línea de pensamiento, Kerry parece creer que su camino a la Casa Blanca pasa por la firma de un acuerdo de paz en Oriente Medio""Kerry tiene, desde hace tiempo, reputación de intentar amoldar la realidad para que se ajuste a sus propias ideas. Esta iniciativa diplomática sería su capricho de este tipo más ambicioso -y dañino- hasta la fecha"

Pese a todo lo que está sucediendo en Oriente Medio (la escalada nuclear en Irán, la violencia en Irak, el Gobierno de Erdogan tambaleándose en Turquía, la guerra civil en Siria, Egipto y Yemen a punto de colapsar, Libia desmoronándose y Túnez en plena crisis política), el secretario de Estado, John Kerry, sólo piensa en una cosa, y es en un acuerdo palestino-israelí. Increíblemente, tenía previsto iniciar el 13 de enero su duodécima visita a la región en pos de dicho objetivo.

Al ver que vuelve una y otra vez, hay altos cargos diplomáticos israelíes que se impacientan con él. Se reproducen a continuación citas de declaraciones algunos de ellos, muy sinceras y en las que se ha preferido guardar el anonimato, a Israel Hayom. En primer lugar, sobre el proceso:

Creemos que, a cambio de la petición israelí de prolongar un año las negociaciones, Abu Mazen [el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás] exigirá más de Israel, como una paralización [de las construcciones en los asentamientos] u otra liberación de presos, y que estas exigencias serán respaldadas por Kerry y se convertirán en una exigencia norteamericana que irá acompañada de una amenaza. Y esto mientras los árabes nunca han dado nada a cambio, desde las negociaciones de Oslo hasta ahora.

Actualmente, las negociaciones se están llevando a cabo sin que se intercambien documentos entre las partes. Esto se debe a que los árabes se niegan a presentar documentos escritos. Los norteamericanos vienen con propuestas preparadas, las leen y no dejan material escrito a ninguna de las partes; todo se hace de palabra. El Gobierno Netanyahu está colaborando con la iniciativa de Kerry, sabiendo perfectamente que el bando árabe no aceptará el acuerdo y que, al final, [Israel] no tendrá que hacer concesiones ni evacuar los asentamientos.

Israel está obligado a colaborar con el plan estadounidense, principalmente por temor a que, si lo rechazamos, Estados Unidos culpe a Israel del fracaso de las negociaciones.

Y, de forma más reveladora, sobre el propio Kerry y su equipo:

La conducta del secretario de Estado estadounidense es obsesiva. Hay quien dice que, más que desear impulsar la paz, quiere aprovechar el conflicto para sus propios fines políticos. Según esa línea de pensamiento, Kerry parece creer que su camino a la Casa Blanca pasa por la firma de un acuerdo de paz en Oriente Medio.

Kerry, el embajador estadounidense en Israel, Dan Shapiro y el enviado especial norteamericano Martin Indyk deambulan por el país, se reúnen con ministros, informan a los periodistas y crean la impresión de que está a punto de firmarse un acuerdo de paz.

El plan de seguridad de Kerry para el valle del Jordán es “ridículo e incapaz de resistir el enfrentamiento con la realidad”.

Kerry viene mucho de visita, pero no demuestra comprender en absoluto lo que ocurre aquí. Los planes estadounidenses son superficiales y nada serios. No hay conexión entre lo que se dice en público respecto al avance de las negociaciones y lo que sucede en realidad. Parece que Kerry, simplemente, no esté en contacto con la realidad. No es un experto, por decir algo, en las bases de este conflicto, no sabe cómo crear soluciones reales y ni siquiera muestra ser competente para leer los mapas que se le presentan.

Comentarios:

Daniel Pipes-Middle East Forum