Imaginario

Júbilo en los medios no silenciados

 

“¡Alá es grande! ¡Larga vida a Egipto!”, clama Amr Adib, de Al Youm TV. “Nuestro Ejército es honorable”. “Antes de decir nada –dice nuestra vieja conocida Riham Said en Al Nahar TV–, quiero que todos nuestros telespectadores se pongan en pie. Ahmed, toca el himno nacional otra vez. Yo también me voy a poner en pie”. Entre Amr y Riham salen otros periodistas y comentaristas, en Dream TV, llorando de emoción. Y a los postres, el conductor, los invitados y el público de un programa de On TV corean el himno y dan gritos y saltos de alegría.

El derrocamiento de Mohamed Morsi se vivió de manera muy distinta en los canales islamistas clausurados por el Ejército, que también le puso la mordaza a la qatarí Al Yazira para impedir que retransmitiera una concentración a favor del hemano musulán Morsi.