Imaginario

Jerusalén en cifras

 

flag_of_jerusalem_2000px

Hoy, Israel celebra el día grande de su capital, el Día de Jerusalén, Yom Yerushalayim, en el que conmemora la reunificación de la ciudad tras la toma por parte de su Ejército de la zona oriental de la misma, hasta entonces (Guerra de los Seis Días, 1967) en manos del ocupante jordano.

Según las cifras dadas a conocer esta misma semana por la Oficina Central de Estadísticas de Israel, Jerusalén cuenta con 925.000 habitantes, de los que 560.000 son judíos. 

La capital israelí alberga a una décima parte de la población del país, pero lleva ya varios años perdiendo habitantes. De hecho, en el último año han hecho las maletas 8.400 (ex)residentes.

Las familias jerosolimitanas tienen 3,9 niños de media, muy por encima de la media nacional (3,09), y prácticamente ni cabe comparar con el resto de Occidente, donde no se cubre la tasa de repoblación (2,1 hijos por mujer). En Jerusalén, las mujeres judías tienen más hijos que las árabes (4,41 v. 3,14). 

La Ciudad Santa tiene un grave problema de escasez de vivienda, lo que explica que el precio de la misma sea muy elevado: un apartamento de tres habitaciones cuesta de media 2,15 millones de shékels (612.000 dólares, 560.000 euros), cuando la media nacional es de 1,8 millones de shékels (521.000 dólares, 478.000 euros).

Sólo mitad de los jerosolimitanos de entre 15 y 64 años trabaja, cifra sensiblemente inferior a la media nacional (63,5%). Ahora bien, la inmensa mayoría de los que lo hacen, lo hacen en la propia ciudad (89%).

La población de Jerusalén es bastante joven: un tercio (33,5%) tiene entre 0 y 14 años, cuando en Tel Aviv esa franja de edad sólo engloba al 18,5% de la población.