Revista de Prensa

Israel y la Declaración Balfour

 

Israel. Una manifestación.

La importancia de la Declaración Balfour

El ex embajador de Israel ante Naciones Unidas Dore Gold hace un elogio del histórico documento pero niega que fuera el fundamento del Estado judío, sino que vino a reconocer unos derechos ancestrales.

La Declaración Balfour es importante porque reconoce el vínculo histórico del pueblo judío con Tierra Santa, un vínculo que existía mucho antes que la declaración. Lo que fue significativo fue ese reconocimiento público y formal y su incorporación a la legalidad internacional (…)

La Declaración Balfour es un documento tremendamente importante porque contiene el reconocimiento mundial de los derechos históricos del pueblo judío a un hogar nacional (…) El Mandato [de la Liga de las Naciones para Palestina] y la Declaración Balfour, sobre la que se pasó el Mandato, no crearon los derechos históricos judíos sino que, siendo preexistentes, los reconocieron.

También el historiador Gil Troy escribe sobre la Balfour; también para negar que Israel deba su legitimidad histórica al histórico documento.

Como historiador, apruebo las declaraciones –en plural– Balfour; sin embargo, como sionista orgulloso de serlo me siento molesto con las expresiones de júbilo y rechazo que el centenario está suscitando.

(…)

Los judíos no necesitamos un abrazo Balfour para dar cuenta de lo que Israel ha demostrado desde 1948, que los judíos somos un pueblo totalmente justificado para erigir un Estado en la patria judía, e impresionantemente capaz de hacer de ese Estado un refugio para los perseguidos y un oasis de idealismo, un bastión liberal democrático en el antiliberal y antidemocrático Oriente Medio.

El analista israelí Yoni ben Menahem escribe sobre la operación antiterrorista recientemente ordenada por Jerusalén que se saldó con la destrucción de un túnel que penetraba en territorio israelí desde la Franja de Gaza.

Más allá de los ocho palestinos muertos, entre los que se contaban el comandante de la brigada de la Yihad Islámica para el centro de Gaza y su lugarteniente,  el ataque contra el túnel ha sido un duro golpe operacional y psicológico para la Yihad Islámica y Hamás, que concebían los túneles como un arma especial para la que Israel no tenía solución.