Revista de Prensa

Israel, potencia energética

 

Tamar, The Natural Gas Production Platform Off The Israeli Coast, Is To Begin It's Natural Gas Production

El hallazgo de grandes bolsas de gas natural en territorio israelí puede servir para el estrechamiento de las relaciones del Estado judío con Egipto y Turquía, principales consumidores de energía de la zona. Paralelamente, las posibles sanciones comerciales a Rusia por su anexión de Crimea puede facilitar que el mercado israelí de energía se expanda hacia los países europeos. Sólo en ingresos fiscales, informa en esta pieza Reuters, Israel podría ingresar 150.000 millones de dólares. 

La exportación de los yacimientos de gas natural encontrados recientemente en Israel podría ayudar a reconstruir las tensas relaciones con viejos aliados regionales como Egipto y Turquía.

Israel ha firmado en los últimos meses acuerdos energéticos con Jordania y la Autoridad Palestina, a pesar de que las relaciones con los palestinos están en un punto bajo. (…)

Si todo va bien, los primeros gaseoductos entre Israel y Turquía podrían empezar a construirse tan pronto como en 2015. También se está trabajando en la cooperación con Egipto (…), lo que permitiría el acceso de esas exportaciones a los principales mercados de Asia.

La posibilidad de sanciones sobre el sector energético de Rusia en respuesta a la anexión de Crimea por parte de Moscú y el refuerzo de tropas a lo largo de la frontera oriental de Ucrania han puesto de relieve la necesidad de Europa de diversificar sus fuentes de aprovisionamiento de petróleo y gas.

El éxito de la operación de la Guardia Civil española contra una banda que enviaba a Teherán material susceptible de uso militar ha puesto de manifiesto el escaso rigor que la Unión Europea aplica al cumplimiento de los acuerdos de bloqueo y sanciones contra la República Islámica, denuncia el analista Soeren Kern. Irán no sólo recibe este tipo de material clandestino de España: más de una docena de países europeos están involucrados en mayor o menor grado con la exportación a Teherán de elementos y tecnologías de doble uso, es decir, susceptibles de utilizarse para fines civiles o militares. 

Aunque la Unión Europea prohíbe la exportación a Irán de cierta maquinaria y tecnología que podría utilizarse para el programa militar iraní, las lagunas abundan y su aplicación sigue siendo desigual.

Más de una docena de países de la UE han suministrado a Irán tecnologías de doble uso de una forma u otra en los últimos años. Gran parte de ese comercio es legal y se realiza en cumplimiento de la normativa que controla estas exportaciones. Sin embargo, la transferencia ilegal de material de doble uso no ha disminuido, debido a la aplicación laxa [de las leyes] y al fracaso de los Gobiernos europeos para seguir el creciente y sofisticado número de actores participantes en el comercio con Teherán relacionado con la seguridad.

La filtración a los medios de comunicación de una nota confidencial del Panel de Expertos de la ONU lo resume de esta manera: «Irán sigue buscando materiales para sus actividades prohibidas en el extranjero mediante el uso de métodos de adquisición múltiples y cada vez más complejos, que incluye las empresas-fachada, los intermediarios, la documentación falsa y nuevas rutas. Todas estas nuevas estrategias requieren vigilancia y conocimientos adicionales por parte de los Estados con el fin de identificar las transacciones sospechosas.

El jefe de la Policía Religiosa reclama mayores sanciones para los que se dedican a extorsionar a las mujeres por asuntos generalmente de índole sexual relacionados con el mal uso de internet. En la actualidad, el reino saudí prefiere contemporizar con este tipo de actos y atribuye un mayor grado de culpabilidad a la mujer, sin tener en cuenta las causas que hay detrás de ciertos comportamientos contrarios a las leyes del islam. 

El jeque Abdelatif al Sheij, jefe de la Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio de Arabia Saudí, afirma que los que chantajean a las mujeres reciben actualmente penas leves y que se necesitan castigos más duros.

El clérigo señaló casos de mujeres que han sido extorsionadas a través de internet por sexo o por dinero y han sido forzadas a prostituirse o a participar en el tráfico de sustancias ilegales. «Puede que la mujer cometa un error”, explicó el jeque Abdelatif, “y una persona tome fotos de ella y logre obtener pruebas incriminatorias para chantajearla. Otros podrían obligarlas a trabajar en la prostitución. No hay duda de que estos asuntos ocurren en nuestra sociedad y están prohibidos por nuestra religión”.

A pesar de haber levantado formalmente en 2011 el estado de excepción, las autoridades argelinas siguen actuando con dureza contra cualquier conato de protesta o disensión ciudadana, según esta organización internacional dedicada a los derechos humanos, que ha detectado un incremento de la represión en vísperas de las presidenciales del pasado jueves.

«La estrategia de las autoridades argelinas ha sido cortar de raíz cualquier intento de ponerlas en entredicho, a ellas o su historial. Con las elecciones próximas a celebrarse, están intensificando la represión y han demostrado que no tolerarán las críticas públicas a ningún nivel», ha manifestado la directora general de Investigación de Amnistía Internacional, Nicola Duckworth.

La organización ha criticado que las restricciones impuestas por las autoridades argelinas responden a una estrategia del presidente del país, Abdelaziz Buteflika, para obtener un cuatro mandato. «Parece haber un esfuerzo concertado de las autoridades argelinas por controlar el discurso en el periodo previo a las elecciones, apretando el nudo sobre la libertad de expresión. La falta de un debate abierto y las restricciones al derecho a criticar o protestar para expresar el descontento social o plantear demandas políticas arrojan dudas sobre los comicios», ha añadido Duckworth.